7 mitos del entrenamiento con pesas

7 mitos del entrenamiento con pesas

Es totalmente imposible que el músculo llegue a convertirse en grasa a causa de la inactividad dado que ambos tejidos son completamente diferentes/ Cortesía: Getty Images

Bloque que muestra la firma del editor.

El entrenamiento con pesas está rodeado de mitos, lo que ocasiona que muchas personas prefieran realizar otro tipo de ejercicios para tonificar y definir su cuerpo; sin embargo, es una actividad que puede mejorar tu calidad de vida.

 

¡Desmitifica el entrenamiento con pesas!

Mito 1. El entrenamiento con pesas hace que las mujeres adquieran demasiada corpulencia. Por el contrario, actualmente, un correcto entrenamiento de fuerza incrementa la feminidad en la mujer; mejora el tono y la definición de los músculos, dando como resultado una apariencia más firme y proporcionada.

 

Por otra parte, las mujeres nunca podrán obtener el volumen muscular como el de los hombres, puesto que tienen unos niveles mucho más bajos de la hormona sexual masculina, testosterona, que es el responsable del aumento del volumen muscular.

 

Mito 2. Al cesar el entrenamiento, el músculo se convertirá en grasa. Es totalmente imposible que el músculo llegue a convertirse en grasa a causa de la inactividad dado que ambos tejidos son completamente diferentes.

 

Mito 3. El entrenamiento de fuerza hará que los músculos se vuelvan más rígidos, lo que deteriora la flexibilidad general. No es cierto. Al aumentar la masa muscular, el sujeto no se vuelve más rígido. Con los métodos modernos de entrenamiento de las pesas, se mejora la flexibilidad, siempre que el músculo sea ejercitado a través de sus rangos de movimientos completos.

 

Mito 4. El entrenamiento de fuerza daña las articulaciones. Lo opuesto es lo correcto. Cuando se realiza de una forma adecuada y segura, el entrenamiento de fuerza mejora la resistencia de los ligamentos que mantienen unidas las estructuras articulares, lo que las hace más estables y menos propensas a padecer lesiones.

 

Mito 5. Si no sudas, no quemas grasa. Esta creencia es falsa debido a que el sudor es un mecanismo del cuerpo que está relacionado con la temperatura ambiental: cuando más se eleve la temperatura, más se suda, pero no está relacionado con la quema de grasa ni con el gasto calórico.

 

Mito 6. Si haces ejercicio, no importa lo que comas. La alimentación es un factor clave. No tiene sentido entrenarse si no se ingieren al mismo tiempo, alimentos suficientemente nutritivos, sanos y adecuados.

 

Mito 7. Al dejar de hacer ejercicio, engordas. Por el contrario, ya que al aumentar tu masa muscular mediante el ejercicio de fuerza, se queman más calorías en reposo que una persona que nunca ha hecho ejercicio.

 

La forma perfecta de mantener la masa corporal ideal, es el ejercicio aeróbico combinado con ejercicios de fuerza como el entrenamiento de pesas. Recuerda comer sanamente y lo adecuado. Y tú, ¿conoces otro mito sobre el tema?

 

Síguenos en @Salud180,  Salud180 en Facebook, Pinterest y en YouTube

¿Quieres bajar de peso? Regístrate con nosotros y disfruta de la nueva herramienta de Salud180

Aclaracion:

El contenido mostrado es responsabilidad del autor y refleja su punto de vista, mas no la ideología de Salud180.com

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red
 

Below Article Thumbnails Taboola