Peligrosa tendencia de las adolescentes embarazadas para tener un parto menos doloroso

Peligrosa tendencia de las adolescentes embarazadas para tener un parto menos doloroso

La peligrosa tendencia de las adolescentes embarazadas para tener un parto menos doloroso

Bloque que muestra la firma del editor.

Desde muy temprana edad, todos hemos escuchado historias de terror sobre dar a luz. 

 

Sin embargo,  ha sido tal el miedo al dolor del parto que ahora las adolescentes embarazadas fuman con la esperanza de tener bebés más pequeños, lo cual es peligroso y atemorizante.

 

Estas futuras madres no solo están jugando con sus vidas, sino también con las vidas de sus hijos.

 

Un estudio antropológico de 10 años llamado "Smokefree" de la Universidad Nacional de Australia encontró que las adolescentes embarazadas tienen tanto miedo al parto y tener un bebé grande que están comenzando a fumar en un intento de reducir el peso de su bebé que está por nacer, incluso si las complicaciones de salud por fumar son cosas como una tasa más alta de muerte fetal y aborto espontáneo, desprendimiento de placenta, problemas cardíacos y/o defectos de nacimiento.

 

Además, los serios problemas de salud que puede tener un bebé con bajo peso al nacer puede afectarlo durante toda su vida, hasta la edad adulta.

 

La autora principal del estudio, Simone Dennis, descubrió que algunas adolescentes estaban recurriendo activamente a los cigarrillos mientras estaban embarazadas, creyendo que daría lugar a bebés más pequeños y, por consiguiente, a nacimientos menos traumáticos.

 

"Leyeron en los paquetes que fumar puede reducir el peso al nacer de su bebé, que obviamente no es la forma en que se pretende tomar el mensaje de salud pública", dijo Dennis en una entrevista con The Daily Telegraph. "Tenían miedo porque eran pequeños. Lo peor que les podía pasar era tener un bebé enorme. Algunos incluso habían fumado por primera vez por esa misma razón, y algunas fumaban más, esperando que la promesa del paquete se hiciera realidad. Si fumas más, podrías hacerlo mejor".

 

Aquí hay dos razones por las cuales las futuras madres fuman.

 

Temen un daño en su vagina. "La mayoría tenía miedo de dividirse o romperse", dijo Dennis a Broadly. "Una gran parte de ellos tenían hermanas mayores que habían dado a luz, o amigas, y las mujeres tienden a hablar en términos de historias de horror sobre sus experiencias de nacimiento".

 

Temen que su vagina no sea la misma que antes del nacimiento. "Estaban preocupadas por no poder presentarse de la forma en que solían hacerlo con los hombres si se rasgaban durante el parto", dijo Dennis.

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red
 

Below Article Thumbnails Taboola