Fumar durante el embarazo, grave riesgo para el bebé

Fumar durante el embarazo, grave riesgo para el bebé

Tener un parto prematuro es uno de los riesgos de fumar en el embarazo. Cortesía: Gettyimages

Bloque que muestra la firma del editor.

Cuando tienes una adicción permanente como el tabaquismo y te embarazas, existe el riesgo de provocar daños al bebé, como es el bajo peso al nacer y la posibilidad de que se presente un parto prematuro.

 

Desde el primer trimestre de embarazo se presentan riesgos. Se trata de una etapa extremadamente importante, ya que a partir de dos células se forma un ser humano, por esto pueden presentar malformaciones congénitas.

 

Algunos estudios epidemiológicos han mostrado un mayor riesgo para fisuras orales (labio y paladar hendido) y malformaciones cardiacas, en hijos de mujeres fumadoras”, afirma Guadalupe Ponciano, coordinadora de la Clínica contra el tabaquismo, de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

 

En el segundo trimestre, está latente la posibilidad de un aborto espontáneo, también su crecimiento se afecta y por consecuencia empieza a transcurrir de manera más lenta, como una respuesta a la inhalación de nicotina y monóxido de carbono del humo del tabaco, mientras que para el tercer ciclo de gestación existe la posibilidad de un parto prematuro.

 

Es importante subrayar que los daños de la inhalación de la nicotina se producen ya sea, que tú seas la fumadora directa o bien, cuando es un tercero quien lo hace, de ahí que sea valioso que en los lugares en los que comúnmente te desenvuelves, sean libres de humo.

 

Herencias que pesan

 

Los efectos que tiene la nicotina hacia el bebé son nocivos e ilimitados, ya que a pesar de que en tu vientre se encuentra protegido por la placenta, la nicotina es capaz de atravesarla y tener contacto con el sistema nervioso de tu hijo, que apenas está en proceso de formación.

 

Otra de las alteraciones que se conocen es la relacionada a la talla y al proceso de aprendizaje. Según un estudio realizado con 9 mil niños ingleses expuestos al humo de 10 cigarrillos diarios, eran un centímetro más bajos de estatura en comparación con aquellos que vivían en un ambiente libre de tabaco.

 

Además presentaban un retraso de entre 3 y 5 meses en lo que se refería a su desempeño en la lectura, matemáticas y otras habilidades en general.

 

Sin culpas, pero con tratamiento

 

Hay mujeres para las que es suficiente saber que están embarazadas y tomar la decisión de dejar este hábito, para lograrlo, mientras que para otras se convierte en una batalla muy complicada de librar, y no es que no deseen procurar la salud de su hijo y la propia, sino que su cuerpo requiere de esta sustancia.

 

Raúl Sansores, director de la Clínica de Tabaquismo del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), en su artículo “Tratamientos para dejar de fumar, disponibles en México”, advierte que el tabaquismo es una enfermedad.

 

El fumador es un enfermo. Es un padecimiento que es más fácil definir como un síndrome de daño multisistémico, asociado con la adicción a la nicotina, por lo tanto se requiere de una intervención terapéutica, aun cuando nadie, en forma específica o personal, reclame o pida tal tratamiento”.

 

Si has detectado que tu gusto por el cigarro se ha convertido en una adicción y que te resulta muy complicado abandonar este hábito, no dudes en solicitar ayuda a un profesional de la salud, quien podrá proporcionarte los tratamientos adecuados para que superes esta condición y así procurar tu propio bienestar y el de tu bebé.

Aclaracion:

El contenido mostrado es responsabilidad del autor y refleja su punto de vista, mas no la ideología de Salud180.com

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre Embarazo?
Únete a Salud180 y al servicio de Alertas para recibir las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red
 

Below Article Thumbnails Taboola