DIU es efectivo en 98%

DIU es efectivo en 98%

final_diu.jpg

Bloque que muestra la firma del editor.

Hoy en día las parejas tienen muchas opciones al momento de elegir un método de planificación familiar: los anticonceptivos hormonales, ya sea orales, inyectables o implantes, los dispositivos intrauterinos, diversos espermicidas, diafragmas, los condones o preservativos, los capuchones cervicales, como métodos temporales y la esterilización masculina y femenina como métodos definitivos.

 

Casi todas las personas pueden utilizar los métodos modernos sin riesgos, aunque el ginecólogo será quien deba indicarle a la mujer cuál es más adecuado en su caso en particular.





El Dispositivo Intrauterino (DIU) es una forma de contracepción que no requiere atención diaria y la mujer puede prácticamente despreocuparse del tema, siempre y cuando no presente molestia alguna y asista al médico periódicamente para su revisión de rutina.

¿Qué es el DIU?

Es un aparato de plástico pequeño y flexible que es insertado por el médico en el útero o matriz a través del cuello del útero por vía vaginal. Su función consiste en impedir el encuentro entre el óvulo y el espermatozoide.

 

Existen varios tipos, casi todos tienen una o dos cuerdas o hilos atados a ellos para facilitar su retiro. Los más utilizados actualmente son la T de cobre y el liberador de hormonas.

¿Cómo se coloca?

Después de una evaluación, el médico insertará el DIU preferentemente durante los últimos días del período menstrual, esto facilita la inserción debido a que el cuello del útero es un poco más flexible durante esos días.



Por lo general, el médico limpiará el cuello uterino antes de colocar el DIU y realizará un examen pélvico para verificar en qué posición se encuentra el útero, para asegurarse que la mujer pueda usar un DIU en forma segura.



Posteriormente limpia de nuevo el cuello del útero y el canal vaginal con una solución antiséptica e inserta con cuidado el DIU. Los hilos quedan colgando en el punto en el que la apertura del cuello uterino se une con la vagina. Estos hilos en ocasiones pueden molestar a la pareja, durante las relaciones sexuales en cuyo caso pueden recortarse.



Luego de la inserción, el médico recomienda a la paciente permanecer recostada durante 5 a 10 minutos para evitar un mareo. Generalmente, la mujer sentirá ligeros cólicos que pueden prolongarse unos cuantos días.

¿Cómo funciona?   

DIU T de cobre: Tiene una banda de cobre alrededor que impide el movimiento del esperma por el útero, evitando la fertilización de los óvulos. Este tipo de aparato puede quedarse dentro del cuerpo hasta por 10 años.



DIU liberador de hormonas: Libera en forma constante pequeñas cantidades de la hormona progesterona u otro progestágeno, como puede ser el levonorgestrel. Esto interfiere con la ovulación, altera la mucosidad de la cerviz y las paredes del útero, afectando el movimiento de los óvulos y el esperma. Este tipo de DIU debe cambiarse cada año.

¿Cuáles son sus ventajas?

  1. Muy efectivo. De cada 100 mujeres que lo usan, solamente entre 1 y 3 podrían quedar embarazadas durante el primer año de uso, es decir, su efectividad es alrededor del 98%
  2. Duradero. Una sola decisión conduce a la prevención efectiva del embarazo a largo plazo
  3. Permite la espontaneidad sexual
  4. Es reversible en forma inmediata. Al retirarlo la mujer puede quedar embarazada en cualquier momento
  5. Pocos casos presentan intolerancia o complicaciones

¿Cuáles son las desventajas?

No en todos los casos se presentan, pero las más comunes son:

  1. Cambios menstruales (suelen disminuir al cabo de tres meses)
  2. Sangrado vaginal abundante y más prolongado
  3. Sangrado o goteo vaginal entre períodos
  4. Cólicos durante los días posteriores a su inserción
  5. No protege contra enfermedades de transmisión sexual, incluyendo el SIDA
  6. Ocasionalmente algunas mujeres lo expulsan durante el primer año, esto es más probable durante los 3 primeros meses

¿A quiénes se les recomienda usar el DIU?

En general casi cualquier mujer puede usar un DIU, salvo que el médico indique lo contrario. Resulta un buen método en los siguientes casos:

 

  1. Cuando se trata de una mujer joven que ya ha tenido hijos, pero prefiere no someterse a un procedimiento definitivo
  2. Si la mujer que no tiene antecedentes de infección pélvica
  3. Si su historial médico no incluye enfermedades de transmisión sexual
  4. Si es una mujer que solamente tiene un compañero sexual

¿En qué casos no se recomienda?

El DIU no es recomendable para las mujeres que tienen:

Historial médico reciente de infecciones pélvicas

Varios compañeros sexuales por lo que corren mayor riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual

Endometriosis post-parto

Sangrados menstruales anormales o muy abundantes

Cólicos menstruales muy fuertes

Malformaciones uterinas

¿Qué pasa si me embarazo?

En cuanto el DIU es insertado protege inmediatamente y no requiere otro método anticonceptivo como complemento. Si una mujer llega a quedar embarazada con el DIU puesto en su lugar, ella debe pedir que le sea retirado de inmediato.



Es mejor retirarlo para evitar infecciones, y lo ideal es que se haga dentro de los tres primeros meses del embarazo. El riesgo de un aborto espontáneo mientras se tiene puesto un DIU es de un 50%. Si se lo quitan, se reduce a un 30%.



Recuerde que es importante que sea el médico especialista o un médico general o familiar entrenado, quien debe colocar o retirar el DIU. La revisión ginecológica periódica puede prevenir complicaciones y detectar enfermedades graves como el cáncer. 

 

Síguenos en Twitter y Facebook.

 

Si te interesa recibir más información sobre este tema, no dudes en registrarte con nosotros.

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre Embarazo?
Únete a Salud180 y al servicio de Alertas para recibir las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red
 

Below Article Thumbnails Taboola