Cómo dejar de fumar sin dejar el cigarro

Cómo dejar de fumar sin dejar el cigarro

Para dejar de fumar

Bloque que muestra la firma del editor.

Existen muchas razones por las que las personas buscan cómo dejar de fumar pero sin dejar el cigarro. Entre ellas, el alto riesgo de padecer algunos tipos de cánceres que se asocian con el tabaquismo.

 

Sin embargo, también existen razones que hacen difícil dejar de fumar. En primer lugar, la nicotina en el tabaco crea adicción, por lo que se vuelve necesaria una dosis diaria.

 

En segundo lugar, el hábito. Mucha gente necesita traer un cigarro en la mano o hacer el acto de inhalar, por el hecho de ser costumbre y porque brinda satisfacción psicológica; además, se sienten bien consigo mismos.

 

En entrevista para Salud180.com, la doctora Lilia Isabel Ramírez nos explica las líneas del tratamiento para dejar de fumar:

 

 

Si no se sabe cómo dejar de fumar sin dejar el cigarro, actualmente existen métodos que se dividen en:

 

1. El uso de nicotina en dosis menores con el tiempo.
2. La rehabilitación psicológica, ya sea a través de terapia o apoyo de especialistas.

 

La mayoría de los métodos contra el tabaquismo se enfocan en el uso de nicotina en dosis menores. Por ejemplo, los parches y chicles de nicotina.
Estos métodos tienen sus desventajas, sobre todo en lo que al hábito de fumar se refiere; no los sustituyen y los usuarios, incluso, llegan a abusar de su consumo hasta tener efectos secundarios como adicción, irritabilidad y aumento de peso.

 

En este sentido, el cigarro electrónico es un método para dejar de fumar que aborda ambas partes: la sustitución de nicotina y el hábito.

 

El cigarro electrónico es un dispositivo del mismo tamaño del cigarro normal que genera un vapor de líquido de nicotina, con saborizante a cigarro y a otras sustancias no toxicas, para distribuir la nicotina de la misma forma que uno regular.

 

 

La persona que utiliza un cigarro electrónico puede consumir una dosis alta de nicotina o simplemente prescindir de ella por completo, según lo desee.

 

A pesar de ser una opción para dejar este hábito, hay un dilema legal de los beneficios y efectos del cigarro electrónico, donde algunos estudios demuestran que es efectivo y no daña la salud: mientras que otros revelan que el nivel de nicotina no está controlado y que sus componentes pueden inducir un cáncer.

 

Al respecto, tanto la Food and Drug Administration (FDA) de EU, y la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), han declarado que no es aconsejable el uso del cigarro electrónico debido a que contiene agentes cancerígenos.

 

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) no permite la publicidad de los cigarros electrónicos como tratamiento para dejar de fumar.

 

La venta al público es legal en países industrializados como la Unión Europea y Estados Unidos; sin embargo, dado que los países como México no han hecho estudios o pruebas. De hecho, hay indicios de que existe una presión de las tabacaleras por no permitir a la venta estos productos, por su alta efectividad como método de dejar de fumar.

 

En la actualidad, las únicas opciones que cuentan con el visto bueno de la ciencia son: terapias sustitutivas con nicotina (parches y chicles), el antidepresivo Bupropion, la Vareniclina (Champix), o mediante técnicas psicológicas.

 

 

Síguenos en @Salud180 y Salud180 en Facebook

 

¿Quieres recibir más información de tu interés? Regístrate con nosotros.

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre Tabaquismo?
Únete a Salud180 y al servicio de Alertas para recibir las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red
 

Below Article Thumbnails Taboola