Vitamina B12

Vitamina B12

Vitamina. La vitamina B12 es necesaria para el funcionamiento y el desarrollo normal del cerebro, los nervios, las células sanguíneas y muchas otras partes del cuerpo.

 

Indicaciones

 

La vitamina B12 se usa para el tratamiento y la prevención de deficiencia de vitamina B12, una condición en la cual los niveles de vitamina B12 en la sangre están muy bajos. También se usa en el tratamiento de la anemia perniciosa, un tipo de anemia muy grave que se debe a deficiencia de vitamina B12 y ocurre principalmente en la gente de edad avanzada.

 

La vitamina B12 también se usa para la pérdida de la memoria; para la enfermedad de Alzheimer; para mejorar el estado de ánimo, aumentar la energía, concentración y el sistema inmunológico; y para retardar el envejecimiento.

 

También se utiliza para las enfermedades del corazón, para disminuir los niveles altos de homocisteína (que pueden contribuir a las enfermedades del corazón), para la infertilidad masculina, la diabetes, los trastornos del sueño, la depresión, los desórdenes psiquiátricos, la debilidad de los huesos (osteoporosis), la hinchazón de tendones, el SIDA, la enfermedad inflamatoria intestinal, el asma, las alergias, el tratamiento de una enfermedad a la piel llamada vitiligo, la prevención del cáncer cervical y otros y para las infecciones de la piel.

 

Efectos secundarios

 

Edema pulmonar, Insuficiencia Cardiaca Congestiva, trombosis vascular periférica, policitemia vera, prurito, exantema pasajero, sensación de inflamación en todo el cuerpo, urticaria, dolor en el lugar de inyección, atrofia del nervio óptico, hipopotasemia, diarrea leve transitoria, náuseas.

 

Contraindicaciones

 

Hipersensibilidad a los componentes de la fórmula.

 

Manifestaciones y manejo de la sobredosificación e ingesta accidental

 

En caso de una sobredosis, llame a los servicios de emergencia de su localidad; desde la ciudad de México marque al 066.

 

Presentación

 

Sol. Inyectable 1000mcg.

 

Información adicional

 

Su uso es compatible con la lactancia, e incluso recomendable cuando la cantidad que pasa al lactante es insuficiente.

Se recomienda durante el embarazo alcanzar las dosis diarias recomendadas a través de la dieta, y si es necesario con suplementación vitamínica.

 

Fuentes

 

Vademecum Farmaceutico, IPE