Primidona

Primidona

Anticonvulsivos. Actúa disminuyendo la actividad eléctrica anormal del cerebro. Se usa sola o con otros medicamentos para controlar determinados tipos de convulsiones.

 

Indicaciones

 

Gran mal, epilepsia psicomotora, accesos focales, ataques aquinéticos y contracciones mioclónicas.

 

Efectos secundarios

 

Cansancio excesivo. Mareos. Dificultad para coordinar los movimientos. Náuseas. Vómitos. Pérdida del apetito. Visión doble. Movimientos incontrolables de los ojos. Disminución de la capacidad sexual. Sarpullido.

 

Contraindicaciones

 

Hipersensibilidad, Porfiria aguda intermitente (afección en la que ciertas sustancias naturales se acumulan en el cuerpo y pueden provocar dolor de estómago, cambios en la manera de pensar y comportarse, u otros síntomas).

 .
Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental

 

En caso de una sobredosis, llame a los servicios de emergencia de su localidad; desde la Ciudad de México, marque al 066.

 

Presentación

 

Comprimidos de 250mg.

 

Información adicional

 

¿Qué hacer si olvido tomar una dosis?

 

Si olvida tomar una dosis, tómela en cuanto se acuerde. No obstante, si ya casi es hora de la dosis siguiente, deje pasar la que olvidó y continúe con su horario de medicación normal. No tome una dosis doble para compensar la que olvidó.

 

Precauciones especiales

 

Dígales a su médico y a su farmacéutico qué medicamentos con y sin receta, vitaminas, suplementos nutricionales y productos herbarios está tomando o planea tomar.

 

No olvide mencionar ninguno de los siguientes: anticoagulantes ('diluyentes de la sangre') como warfarina (Coumadin); antidepresivos; disulfiram (Antabuse); doxiciclina (Vibramycin); griseofulvina (Grifulvin); medicamentos para la ansiedad, la enfermedad mental y el dolor; otros medicamentos para las convulsiones, como oxcarbazepina (Trileptal), fenobarbital, fenitoína (Dilantin) y ácido valproico (Depakene, Depakote); anticonceptivos orales (píldoras anticonceptivas); esteroides orales como dexametasona (Decadron, Dexone) y prednisona (Deltasone); sedantes; píldoras para dormir y tranquilizantes.

 

Es posible que su médico deba cambiar las dosis de sus medicamentos o vigilarlo estrechamente para detectar la presencia de efectos secundario.

 

Dígale a su médico si está embarazada, planea quedar embarazada o está dando el pecho. Si queda embarazada mientras toma primidona, llame a su médico. Si está dando el pecho, llame a su médico si su hijo tiene una somnolencia inusual.

 

Si tiene programada una cirugía, incluso una cirugía dental, dígales a su médico o a su dentista que está tomando primidona.

 

Tenga en cuenta que este medicamento puede causarle somnolencia. No conduzca vehículos ni opere maquinaria hasta que sepa cómo le afecta este medicamento.

 

Pregúntele a su médico si puede consumir alcohol de manera segura mientras esté tomando este medicamento.

 

Tenga presente que su salud mental puede cambiar de maneras inesperadas, e incluso desarrollar tendencias suicidas (pensar en hacerse daño o quitarse la vida, o planear o intentar hacerlo), mientras esté tomando primidona.

 

Una pequeña cantidad de adultos y niños de 5 años o más (alrededor de 1 de cada 500 personas) que tomaron anticonvulsivos como primidona para tratar diversas afecciones durante estudios clínicos desarrollaron tendencias suicidas durante el tratamiento.

 

Algunas de estas personas desarrollaron pensamientos y comportamientos suicidas apenas una semana después de haber comenzado a tomar el medicamento.

 

Existe un riesgo de que experimente cambios en su salud mental si toma un medicamento anticonvulsivo como la primidona, pero también puede existir un riesgo de que experimente cambios en su salud mental si su afección no recibe tratamiento.

 

Usted y su médico decidirán si los riesgos de tomar un medicamento anticonvulsivo son mayores que los riesgos de no tomar el medicamento.

 

Usted, su familia o la persona encargada de cuidarlo deben llamar de inmediato a su médico si tiene alguno de los siguientes síntomas: ataques de pánico; agitación o intranquilidad; aparición o empeoramiento de irritabilidad, ansiedad o depresión; actuar a partir de impulsos peligrosos; dificultad para dormir o para permanecer dormido; comportamiento agresivo, enojo o violencia; manía (estado de ánimo anormalmente excitado y frenético); hablar o pensar en hacerse daño o quitarse la vida; alejarse de los amigos y la familia; preocupación por la muerte y el proceso de la muerte; regalar bienes preciados o cualquier otro cambio inusual en el comportamiento o el estado de ánimo.

 

Cerciórese de que sus familiares o la persona encargada de cuidarlo sepan qué síntomas pueden ser graves, de modo que puedan llamar al médico si usted no puede buscar tratamiento por sí mismo.

 

Fuentes

 

Diccionario de especialidad farmacéuticas, 2011.
Rojas Villarreal Bernardo, Hernández Castillo Eduardo. Manejo de las epilepsias refractarias. Revista AMMVEPE 2000; 11(6):183-186.
Richard H. Mattson, Joyce A. Cramer, Joseph F. Collins, et al. Comparison of Carbamazepine, Phenobarbital, Phenytoin, and Primidone in Partial and Secondarily Generalized Tonic–Clonic Seizures. N Engl J Med 1985; 313:145-151.