Parafina

Parafina

La parafina es un grupo de hidrocarburos alcanos de fórmula general CnH2n+2, donde n es el número de átomos de carbono. La parafina líquida es una mezcla de alcanos más pesados; tiene diversos nombres y presentaciones, incluyendo nuyol, aceite de adepsina, albolin, glimol, parafina medicinal, saxol, o aceite mineral de USP.

 

La parafina líquida medicinal se utiliza para ayudar al movimiento de intestino en las personas que sufren de estreñimiento crónico; pasa a través del tubo digestivo sin ser asimilada por el cuerpo, pero limita la cantidad de agua excretada. También se emplea como excipiente para algunas cremas corporales.

 

Indicaciones

 

Indicado en el tratamiento sintomático del estreñimiento agudo y crónico. Para piel seca. Hidrata y humecta la piel. Regenera y protege la barrera natural de la piel. Proporciona una piel suave y tersa.

 

Efectos secundarios

 

Puede presentarse: inflamación, heces semi-líquidas, al comienzo del tratamiento, cesando después de la adaptación de la dosis.

Casos raros de prurito, dolores anales y adelgazamiento moderado.

La utilización del aceite de parafina expone al riesgo de incontinencia anal y algunas veces de irritación peri-anal.

 

La presencia de diarrea es evidencia de sobredosificación y cede al disminuir la dosis. Debe evitarse en encefalopatía portosistémica, porque una reducción excesiva en el pH fecal (< 5) e hipokalemia podrían ser nocivas contra la terapia eficaz. Se ha reportado náusea y vómito con dosis mayores a las recomendadas.

 

Contraindicaciones

 

En pacientes con enfermedad inflamatoria orgánica del colon (colitis ulcerativa rectal, enfermedad de Crohn), síndrome oclusivo o suboclusivo, síndromes con dolor abdominal de origen inespecífico.

 

En pacientes alérgicos o con dificultades de deglución por el riesgo de inhalación bronquial y neumopatía lipídica, debida al aceite de parafina.

 

Manifestaciones y manejo de la sobredosificación e ingesta accidental

 

En caso de una sobredosis, llame a los servicios de emergencia de su localidad; desde la ciudad de México marque al 066.

 

Presentación

 

Gel en frasco de 150 g.

Crema corporal de 200 ml.

 

Información adicional

 

El aceite de parafina y la vaselina se absorben muy poco en el aparato digestivo, se requiere de dosis masiva y prolongada para que se formen depósitos en intestino delgado, ganglios linfáticos mesentéricos, hígado, bazo y pulmones. No se metaboliza, y solo en dosis masivas se distribuye en el organismo y se acumula en hígado, riñones y bazo. Es probable que el aceite de parafina pueda interferir con la absorción de vitaminas liposolubles (A, D, E y K).

 

Fuentes

 

Vademecum Farmaceutico, IPE

Thomson PLM. Diccionario de Especialidades Farmacéuticas, 2011.