Cafeína

Cafeína

Psicoestimulante. Es un derivado de las xantinas que a dosis terapéuticas actúa principalmente sobre los receptores antagonistas de adenosina. Es por eso que la acción inhibitoria de adenosina en el sistema nervioso central está reducida.

 

La cafeína es un antagonista de los efectos de algunas substancias sedantes como barbitúricos, antihistamínicos, etc. A corto plazo alivia síntomas de fatiga e incrementa las capacidades psicológicas como el alerta.

 

Indicaciones

 

Alivio sintomático y ocasional de los estados pasajeros de astenia.

 

Efectos secundarios

 

Insomnio, agitación, excitación; náuseas, vómitos, diarrea, gastralgia, cefalea, tinnitus, desorientación, extrasístoles, palpitaciones, taquicardia, arritmia cardiaca, irritabilidad, sofocos, taquipnea, poliuria. Con dosis altas: cuadros de neurosis y ansiedad.

 

Contraindicaciones

 

Hipersensibilidad; alteraciones cardiovasculares graves; Hipertensión arterial no controlada; insomnio o estados de ansiedad; alteraciones psíquicas; úlcera gastroduodenal; disfunción hepática grave.

 

Manifestaciones y manejo de la sobredosificación e ingesta accidental

 

Los efectos leves se caracterizan por dolor abdominal, náusea, vómito, letargia, somnolencia, cefalea, acúfenos y ataxia.

En caso de una sobredosis, llame a los servicios de emergencia de su localidad; desde la ciudad de México marque al 066.

 

Presentación

 

Caja con 10, 20 y 30 cápsulas combinada con ibuprofeno.

 

Información adicional

 

No se ha establecido la seguridad de la cafeína en mujeres embarazadas.

Debe evitarse su ingesta durante la lactancia.

No se administre durante el embarazo y la lactancia.

 

No se administre a niños menores de 12 años.

Su venta requiere receta médica.

 

Fuentes

 

Vademecum Farmaceutico, IPE

Thomson PLM. Diccionario de Especialidades Farmacéuticas, 2011.

Comentarios