Niños transgénero experimentan confusión

Niños transgénero experimentan confusión

Los niños transgénero experimentan una desconexión entre su sexo, el de su anatomía, y su género

Bloque que muestra la firma del editor.

Desde los tres años pueden experimentar cierta preferencia por las cosas del sexo opuesto, como faldas y muñecas en lugar de pantalones y carritos, o viceversa. Diversos estudios internacionales, estiman que una de cada 30,000 personas presentar esta conducta.

 

Cuando un niño insiste en que su género no coincide con su cuerpo, puede provocarle confusión y dolor a los familiares, quienes la mayoría de las veces enfrentan experiencias de aislamiento al intentar decidir qué es lo mejor para sus hijos, especialmente porque estas cuestiones son mal vistas por prejuicios preestablecidos.

 

De acuerdo con información publicada en CNN, los niños transgénero experimentan una desconexión entre su sexo, el de su anatomía, y su género, el cual incluye conductas, roles y actividades.

 

Para la doctora Joanna Olson, profesora de Pediatría clínica en la Universidad del Sur de California, frecuentemente se confunde la identidad de género con la orientación sexual; la diferencia es que la primera se refiere a lo que eres y la segunda a con quién quieres tener una relación sexual.

 

Expertos afirman que algunos niños que son transgénero en la primera infancia, se volverán gays, lesbianas o bisexuales, y aseguran que no tienen un desorden físico o una malformación en los órganos sexuales.

Los expertos en salud mental que trabajan con niños transgénero indican que muchos tienen sentimientos de incomodidad con su género desde que pueden recordar; y cuando comienza a identificarse con el género opuesto no se puede determinar si es algo temporal o permanente.

 

La American Psychological Association advierte que “no es útil obligar a los niños a actuar de una manera más acorde a su género”, porque cuando se les obliga a de esa manera algunos caen en la depresión, en problemas de conducta e incluso llegan a tener pensamientos suicidas.

 

La doctora afirma que la transición social es completamente reversible. Las niñas que se sienten más como niños, toman medicamentos que suprimen las hormonas y de esa manera no desarrollarán pechos ni comenzarán a menstruar; los niños que se identifican como niñas toman bloqueadores para evitar desarrollar hombros amplios, voces profundas y vello facial.

 

Por otro lado, el doctor Stephen Rosenthal, endocrinólogo pediatra de la UC San Francisco, asegura que los medicamentos frenan la pubertad, para que de esa manera los menores puedan averiguar si quieren la transición de género. Se dice que son reversibles porque una vez que el niño deja de tomarlos comienza la pubertad natural; pero si el niño quiere la transición hacia el otro género, puede tomar un tratamiento de testosterona o estrógeno (según sea el caso) para pasar por la pubertad del otro género.

 

La terapia hormonal para niños transgénero existe en varias ciudades de Estados Unidos, donde son tratados por endocrinólogos pediatras después de largas evaluaciones por parte de los profesionales de salud mental.

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre Depresión?
Únete a Salud180 y al servicio de Alertas para recibir las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red