¿Excitación por condones usados?

¿Excitación por condones usados?

Fuente: Gettyimages

Bloque que muestra la firma del editor.

El fetiche por los preservativos consiste en el placer de usar o incluso mirar fotos o videos que muestran a personas consumiendo (el contenido) o masturbándose con condones usados", lo cual al parecer se ha convertido en una práctica cada vez más frecuentes, de acuerdo con un artículo publicado en la revista británica Sexually Transmitted Infections.

 

De acuerdo con Vincent Tremayne, autor del artículo y enfermero del Southampton University Hospitals NHS Trust, los condones pueden ser también el objeto de deseo de algunos, quienes están dispuestos a pagar por ellos considerables sumas en Internet siempre y cuando estén usados.

 

Riesgos del fetiche por condones usados

 

Este fetiche por los condones usados ha llevado a las personas a recurrir a prácticas muy riesgosas, tales como adquirirlos en línea o buscarlos en lugares públicos donde habitualmente se tienen relaciones, para luego volver a usarlos o ingerir su contenido, explica el autor.

 

Si bien es una práctica más frecuente entre hombres homosexuales, no es privativa de ellos. Además, la mayoría piensa que no es tan riesgosa debido a que los virus que provocan las infecciones de transmisión sexual no sobreviven mucho tiempo fuera del cuerpo; no obstante, no están exentos de peligros.

 

Según Tremayne, un estudio realizado en baños públicos  en 1999, se encontraron virus relativamente inocuos como el Ureaplasma urealyticum y la Mycoplasma hominis, los cuales se cree que pueden estar presentes en la mayoría de las personas sexualmente activas, sin representar un riesgo para la salud, pero también la indeseable Chlamydia trachomatis.

 

Los condones ofrecen un mayor grado de protección contra las enfermedades transmitidas por las secreciones genitales y, un menor grado, de protección contra las úlceras genitales o el VPH, debido a que estas infecciones también pueden transmitirse mediante la exposición a áreas (por ejemplo, piel o superficies mucosas infectadas) que no están cubiertas o protegidas por un condón.

 

Pese a que aún no existen suficientes estudios concluyentes sobre el riesgo por empleo de condones usados, cabe destacar que el uso de preservativos no eliminan al 100% la probabilidad de contagio de una infección de transmisión sexual, por lo que llevar a la práctica dicho fetichismo implicaría una probabilidad mucho mayor.

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red