3 asanas de yoga para mejorar el placer sexual

3 asanas de yoga para mejorar el placer sexual

3 asanas yoga

Bloque que muestra la firma del editor.

El Tantra yoga nació en la India hace más de 5 mil años y es una disciplina que desarrolla distintas técnicas de sanación para equilibrar la mente, el cuerpo y la potencia sexual.

 

Se compone de una serie de posturas (asanas), danza, meditación y masaje que entre sus beneficios están: una mayor energía, la expansión de la conciencia, el incremento de la creatividad, la anulación del estrés y mal humor y la valoración del cuerpo.

 

Asanas para optimizar el sexo

1. Flexiona tu cuerpo para estimular la libido


Siéntate en el suelo, abre y estira las piernas, pegadas al suelo, lo más que puedas, pero sin tirar de los músculos interiores del muslo. Mantén las rodillas apuntando hacia el techo y los pies flexionados, dóblate desde la cadera y baja tu pecho lo más que puedas. Aguanta durante unos treinta segundos. En la misma postura toma los dedos de los pies con las manos o posa los antebrazos al suelo. Inhala y baja la cabeza al suelo, exhala y sube la cabeza sin soltar los pies. Continúa de uno a tres minutos. Este movimiento activará la energía de tu cuerpo y despertará el deseo. Además, ayuda a reforzar los muslos y consigue que la sangre fluya mejor por toda la región pélvica.

 

2. El triángulo invertido, más elasticidad


De pie, separa las piernas, bien estiradas, y coloca los brazos en cruz. Inclina lentamente el tronco hacia la pierna izquierda y sitúa la cara tan próxima como puedas a la rodilla. La mano derecha agarra el talón o el tobillo izquierdo. Tras mantener la postura unos 30 segundos, ejecuta el ejercicio sobre la pierna derecha. Así, no sólo se abastece de abundante sangre al cerebro, mejorando su funcionamiento, sino que también se estira vigorosamente todos los músculos posteriores del cuerpo, lo que te permitirá darle variedad a tu vida sexual, ya que podrás realizar ciertas posiciones sin terminar con una lesión.

 

3. El zapatero, libera energía sexual


Siéntate, las suelas de los pies juntas y las rodillas mirando al suelo. Atrae tus pies lo más cerca que puedas hacia dentro, baja las rodillas hasta que estén lo más cerca posible del suelo, sin forzar los músculos. Mantén la espalda recta y aguanta durante unos 30 segundos. Esta pose básica del yoga devuelve la energía a las piernas cansadas y estimula la circulación sanguina y el funcionamiento del corazón. Además, al abrir las caderas se consigue liberar la energía sexual acumulada y despierta la función de los órganos sexuales.

 

Sigue estas recomendaciones de los expertos, quienes explican que al practicar las asnas una hora diaria, el sexo se transformará en energía creativa.

 

Síguenos en Twitter Facebook

 

Si te interesa recibir más información sobre este tema, no dudes en registrarte con nosotros. 

Aclaracion:

El contenido mostrado es responsabilidad del autor y refleja su punto de vista, mas no la ideología de Salud180.com

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre Placer?
Únete a Salud180 y al servicio de Alertas para recibir las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red