Vacuna

Vacuna

Suspensión de microorganismos vivos atenuados, inactivados o sus fracciones, que son aplicados a individuos con el objeto de inducir inmunidad activa protectora contra la enfermedad infecciosa correspondiente.

 

Se pueden administrar por vía intradérmica, intramuscular, oral o subcutánea.

 

Estimula la respuesta inmunológica, sin provocar la enfermedad, lo que le confiere inmunización contra una enfermedad determinada, es decir, le da capacidad para una respuesta futura contra la infección provocada por ese microorganismo o toxina.

 

Vacunas aplicadas rutinariamente en México

 

Las vacunas que deberán ser aplicadas rutinariamente en México, son:

 

Las vacunas incluidas en el esquema de vacunación universal:

  • o Vacuna BCG, antituberculosa;
  • o Vacuna tipo Sabin (VOP), antipoliomielítica;
  • o Vacuna DPT+HB+Hib, contra difteria, tos ferina, tétanos, hepatitis B e infecciones invasivas por Haemophilus influenzae tipo b;
  • Vacuna SRP, contra sarampión, rubéola y parotiditis;
  • Vacuna DPT, contra difteria, tos ferina y tétanos;
  • Vacuna SR contra el sarampión y rubéola;
  • Toxoides DT; Td, contra difteria y tétanos;
  • Vacuna contra hepatitis B (recombinante);
  • Vacuna contra Haemophilus influenzae tipo b;
  • Vacuna contra Influenza;
  • Vacuna contra neumococo (23 serotipos);

Las vacunas no incluidas en el esquema de vacunación universal, las cuales no son de uso generalizado y previenen las siguientes enfermedades:

  • Vacuna tipo Salk (VIP) contra la poliomielitis;
  • Vacuna contra neumococo (7 serotipos);
  • Vacuna contra la hepatitis A;
  • Vacuna acelular, contra difteria, tos ferina y tétanos;
  • Vacuna contra varicela zóster;
  • Vacuna contra el sarampión;
  • Vacuna contra la rubéola;
  • Vacuna contra la parotiditis;
  • Vacuna parenteral contra el cólera;
  • Vacuna oral contra el cólera;
  • Vacuna contra la fiebre amarilla;
  • Vacuna parenteral contra la fiebre tifoidea;
  • Vacuna oral contra la fiebre tifoidea;
  • Vacunas antirrábicas para uso humano y las que surjan y sean susceptibles de incorporarse a los programas de vacunación.

Todas las vacunas deben ser aplicadas por personal capacitado, mismo que deberá entregar a cada beneficiario el comprobante específico o la Cartilla correspondiente, con sello de la institución o, en su caso, firma y número de cédula profesional del responsable.

 

Todas las vacunas que se apliquen en el territorio nacional, de origen mexicano o extranjero, deberán cumplir con las especificaciones de calidad señaladas en cada caso por la Farmacopea de los Estados Unidos Mexicanos vigente.

 

El esquema básico de vacunación debe completarse: en los niños a los doce meses de edad; cuando esto no sea posible, se ampliará el periodo de vacunación, hasta los cuatro años con once meses de edad.

 

Los adolescentes y adultos que no tienen antecedentes de haber recibido vacunación previa deberán ser vacunados con una dosis de SR; dos dosis de Td y dos dosis de antihepatitis B.

 

En los adultos mayores de 60 años, se debe aplicar una dosis de antineumocóccica con refuerzos cada cinco años y una dosis anual de la vacuna contra la influenza viral.

 

En ciertos grupos de población susceptible se deberá llevar a cabo acciones de vacunación como:

  • Estancias infantiles, casas cuna, orfanatos, guarderías y jardines de niños;
  • Escuelas, albergues, internados, asilos, consejos tutelares, reclusorios y casas hogar;
  • Fábricas, empresas e instituciones públicas;
  • Campos de refugiados, jornaleros, grupos de migrantes, personal militar, y
  • Hospitales y centros de atención para enfermos psiquiátricos.

 

Fuentes

 

NORMA Oficial Mexicana NOM-036-SSA2-2002, Prevención y control de enfermedades. Aplicación de vacunas, toxoides, sueros, antitoxinas e inmunoglobulinas en el humano.
NORMA Oficial Mexicana NOM-031-SSA2-1999, Para la atención a la salud del niño.

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios