Tratamiento del síndrome de abstinencia alcohólica

Tratamiento del síndrome de abstinencia alcohólica

Ansiedad.jpg
Por: Myrra Yglesias Última actualización: 01-07-2010

Bloque que muestra la firma del editor.

invent_samuel | Editor

La abstinencia alcohólica es un conjunto de síntomas molestos que aparecen cuando una persona deja de un momento a otro de tomar alcohol.

 

Es causado por cambios químicos en el cuerpo y en el cerebro. Cuando se bebe en gran cantidad y frecuencia, el cerebro está siempre expuesto a los efectos del alcohol. Esto hace que se ajuste y se adapte a sus hábitos de consumo mediante la producción de ciertos químicos en mayores proporciones a las habituales, lo que ocasiona que el cerebro se encuentre sobrestimulado e hiperactivo.

 

Si se detiene súbitamente el consumo de alcohol, el cerebro permanece hiperactivo y aparecen entonces los signos y síntomas del síndrome de abstinencia.

 

El Dr. Manuel Iván Moscoso Rincón, subdelegado Médico de ISSSTE, en Durango señala que los síntomas de la abstinencia son:

 

  • Ansiedad
  • Confusión o ver y escuchar cosas que no existen (alucinaciones)
  • Incremento de la presión arterial
  • Pérdida del apetito, náuseas o vómitos
  • Aumento de la temperatura
  • Convulsiones
  • Temblores
  • Depresión
  • Cansancio

Con frecuencia, un tipo de medicamentos conocido como benzodiazepinas sirve para reducir un rango de síntomas.

 

 

Tratamiento, aunque no quieran

 

 

El tratamiento de los alcohólicos empieza por el reconocimiento del problema. El alcoholismo está asociado con la negación, lo que permite al paciente estar seguro que no necesita tratamiento. La mayoría de las personas con una dependencia del alcohol acceden al tratamiento bajo presión de otros.

 

El Dr. Hugo González Cantú, Jefe del Centro de Ayuda al Alcohólico y sus Familiares (CAAF), apunta que es muy rara la aceptación voluntaria de la necesidad de tratamiento.

 

La desintoxicación es la segunda fase del tratamiento. El alcohol es escondido bajo control. Se establece una supervisión. Se recetan tranquilizantes y sedantes para aliviar y controlar los efectos de la abstinencia. Esta puede durar de 5 a 7 días. Es necesario el examen médico de otros problemas ya que son frecuentes los padecimientos del hígado y otros problemas en la sangre.

 

Es muy importante seguir una dieta con suplementos vitamínicos; y tener clara conciencia de que pueden aparecer complicaciones asociadas a los síntomas físicos agudos, como depresión y otros problemas que deben ser tratados.

 

¿Qué piensas?, Comparte tu opinión