Suicidio

Suicidio

El suicidio es una de las causas de muerte más comunes en el mundo. Las personas pueden pensar en el suicidio cuando pierden las esperanzas y no encuentran otra solución a sus problemas.

 

Con frecuencia, el suicidio se relaciona con una depresión seria, abuso de alcohol o de sustancias o un acontecimiento estresante importante.

 

Las personas que corren el mayor riesgo de suicidio son los hombres de raza blanca, aunque las mujeres y los adolescentes tienen la mayor cantidad de intentos de suicidio.

 

Si alguien habla sobre suicidio, debe tomarlo seriamente. Ínstelos a buscar ayuda en su médico, o a llames los servicios de emergencia de su localidad.

 

La terapia y las medicinas pueden ayudar a la mayoría de las personas que piensan en suicidarse. El tratamiento de las enfermedades mentales y el abuso de sustancias pueden disminuir el riesgo de suicidarse.

 

Etimológicamente el término deriva del verbo latino "caedere" y del pronombre "sui", 'darse muerte a sí mismo'. El que se mata por sus propios deseos comete suicidio, afirmó el abate François Desfontaines en 1735, creador del término.

 

Muchas religiones monoteístas lo consideraban un pecado, y en algunas jurisdicciones se consideraba un delito. Por otra parte, algunas culturas, especialmente las orientales, lo ven como una forma honorable de escapar de algunas situaciones humillantes o dolorosas en extremo.

 

Para considerarse suicidio, la muerte debe ser un elemento carnal y el motivo del acto, y no solo una consecuencia casi ineludible. Así los mártires no son considerados suicidas, dado que se sacrifican en nombre de una creencia.

 

Tampoco son suicidas los que se sacrifican por otros en caso de emergencias ni los soldados que mueren en una guerra y, en estos casos, los muertos no son proscritos por la ley.

 

En el caso de que el suicidio tenga consecuencias legales, la ley recoge que debe haber prueba de intención de morir, así como la propia muerte para que el acto sea considerado un suicidio.

 

Puede que dicho proceso sea costoso en caso de minusvalía y tenga que depender de alguien más, que entraría entonces en una dinámica de cómplice de suicidio, figura del derecho penal donde sería posible una sanción penal. La Psicología y la Psiquiatría se revelan como las principales ciencias de la salud para prevenir el suicidio.

 

Psicología del suicidio

 

El suicidio también puede ser efecto de trastornos psiquiátricos, que comúnmente se acompañan de depresión o ansiedad, como el trastorno de ansiedad generalizada, el trastorno de pánico, el trastorno bipolar, la esquizofrenia y todos los trastornos de depresión. En estos casos es principalmente la enfermedad lo que provoca el suicidio y no el análisis lógico del individuo.

Leer más
Si te gusta este tema, recibe las últimas noticias en tu correo electrónico de: suicidio