Sida

Sida

El SIDA es una enfermedad infecciosa causada por el virus de inmunodeficiencia adquirida, VIH, que ataca al sistema de defensa del cuerpo humano y lo deja sin protección ante cualquier infección, lo que puede causar la muerte.

 

El Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) fue descubierto y se consideró como el agente de la naciente epidemia de SIDA por el equipo de Luc Montagnier en Francia en 1983.

 

El virión es esférico, dotado de una envoltura y una cápside proteica. El genoma del SIDA es una cadena de ARN monocatenario que debe copiarse provisionalmente a ADN para poder multiplicarse e integrarse en el genoma de la célula que infecta.

 

Los antígenos proteicos de la envoltura exterior se acoplan de forma específica con proteínas de la membrana de las células infectables, especialmente de los linfocitos T4.

 

El proceso de conversión de ARN en ADN es una característica principal de los retrovirus y se lleva a cabo mediante acciones enzimáticas de transcriptasa inversa.

 

Con la demostración de la existencia de la transcriptasa inversa, se inició en la década de 1970 la búsqueda de los retrovirus humanos, que permitió el aislamiento en 1980 del virus de la leucemia de células T del adulto, HTLV-I.

 

El VIH tiene un diámetro de aproximadamente 100 nanómetros. Su parte exterior es la "cubierta", una membrana que originalmente pertenecía a la célula de donde el virus emergió.

 

En la cubierta se encuentra una proteína del virus, la gp41, o "glicoproteína transmembrana". Conectada a la gp41 está la gp120, la cual puede unirse al receptor CD4 localizado en la superficie de los linfocitos T para penetrar en ellos.

 

El núcleo tiene la "cápside", compuesta por la proteína p24. En su interior está el ARN, la forma de información genética del VIH.

 

Síndrome de Inmunodeficiencia Humana. Enfermedad viral consistente en la ausencia de respuesta inmunitaria.

 

Se dice que una persona padece de sida cuando su organismo, debido a la inmunodeficiencia provocada por el VIH, no es capaz de ofrecer una respuesta inmune adecuada contra las infecciones que aquejan a los seres humanos.

 

Cabe destacar la diferencia entre estar infectado por el VIH y padecer de sida.

 

Una persona infectada por el VIH es seropositiva y pasa a desarrollar un cuadro de sida cuando su nivel de linfocitos T CD4, células que ataca el virus, desciende por debajo de 200 células por mililitro de sangre.

 

El VIH se transmite a través de los siguientes fluidos corporales: sangre, semen, secreciones vaginales y leche materna.

 

Existen varios mitos con respecta a esta enfermedad, lo cuales han provocado graves casos de discriminación.

 

El Día mundial de la lucha contra el SIDA se celebra el 1 de diciembre.

 

Causas y factores de riesgo

 

El virus se introduce en el organismo y se reproduce sin causar malestares (síntomas) por mucho tiempo que incluye desde meses hasta años; en ese momento se dice que una persona es seropositiva; es decir está infectada pero no está enferma. Sin embargo, puede contagiar a otras personas.

 

Mecanismos de Transmisión

 

El SIDA se trasmite por contacto sexual no protegido al intercambiar líquidos corporales como sangre, semen y secreciones vaginales con una persona infectada o seropositiva. Por la vía sanguínea se puede contagiar cuando se realizan trasfusiones con sangre infectada o al compartir jeringas o inyecciones contaminadas. 

 

También se puede contagiar por vía perinatal, de un madre infectada a su hijo(a), ya sea durante su embarazo, el parto o bien durante la lactancia, por medio de la leche materna.

 

El SIDA no se transmite por contacto casual (darse la mano, un beso, etc.). Es necesario un contacto íntimo ó un contacto con fluidos contaminados (suero, sangre, etc.).

 

La persona portadora de virus VIH NO ES UN RIESGO PARA LA POBLACIÓN GENERAL. 

 

Condiciones de riesgo

Las condiciones de riesgo son las actividades o situaciones en las que existe posibilidad de que se intercambien o compartan fluidos potencialmente infectantes.

Los líquidos de riesgo: son la sangre, semen, secreciones vaginales, líquido cefalorraquídeo, líquido preeyaculatorio, líquido amniótico, líquido pericárdico, líquido peritoneal, líquido pleural, líquido sinovial y leche materna.

Paciente: a la persona infectada asintomática y/o enferma de SIDA.

Práctica sexual protegida: aquélla en la cual existe penetración, pero se utiliza correctamente una barrera mecánica, como el condón de látex (masculino) o de poliuretano (femenino), para evitar el intercambio de secreciones sexuales o de sangre.

Práctica sexual segura: aquélla en la cual no existen penetración ni traspaso de secreciones sexuales (semen, líquido preeyaculatorio y secreción vaginal) o de sangre.

 

Prácticas sexuales de riesgo,a las actividades en las que existe penetración pene-ano, pene-vagina, pene-boca, boca-genitales externos, sin el uso correcto de una barrera mecánica, como el condón de látex (masculino) o de poliuretano (femenino), para evitar el intercambio de secreciones sexuales o de sangre. 

Población de riesgo

La población en riesgo de tener una mayor posibilidad de adquirir la infección por VIH es la siguiente:

  • Aquéllos(as) que realizan prácticas sexuales de riesgo:
  • Hombres y mujeres que tienen vida sexual activa y que, independientemente de su preferencia sexual, realizan prácticas sexuales sin protección.
  • Hombres y mujeres que padecen alguna enfermedad de transmisión sexual.
  • Compañeros sexuales de:
  • Personas con VIH/SIDA.
  • Personas que, a su vez, tienen varios compañeros sexuales.
  • Transfundidos entre 1980 a 1987 con fluidos contaminados.
  • Usuarios de drogas intravenosas.
  • Hemofílicos.
  • Usuarios(as) de drogas que utilizan la vía intravenosa y comparten agujas o jeringas contaminadas.
  • Aquéllos(as) expuestos(as) a condiciones de riesgo, diversas de la actividad sexual:
  • Hemofílicos y transfundidos entre los años 1980 y 1987 con fluidos contaminados.
  • Personas transfundidas después de 1987, con sangre o hemoderivados que no hayan sido sometidos a la prueba de detección del VIH.
  • Hijos(as) nacidos(as) de mujeres ya infectadas con VIH/SIDA.
  • Personal de salud o personas que atienden a pacientes, que presentan cortaduras, punciones accidentales con agujas contaminadas, salpicadura de sangre o secreciones.
  • Personas que tengan punción con agujas potencialmente contaminadas por sangre, como son las usadas en acupuntura y tatuajes. 

Síntomas

 

La infección inicial puede no producir síntomas, o producir un cuadro como la gripe, que dura una semana y no se suele relacionar con la enfermedad.

 

Después pasa un período de unos meses en el que no hay síntoma alguno y las pruebas para detectar la infección son negativas, ya que tardan unos meses en hacerse positivas, no pudiéndose asegurar su resultado hasta unos seis meses después del contacto sospechoso.

 

En la siguiente fase, de infección primaria, ya se han positivado las pruebas analíticas, detectándose los anticuerpos en la sangre.

 

La tercera fase es una fase más o menos inactiva y prolongada. El paciente se encuentra bien, pero ya tiene la infección, que va avanzando inexorablemente. En este estadio, la medicación es efectiva para reducir la carga vírica y retrasar la aparición del SIDA.

 

Fases cuarta y quinta: son el comienzo del SIDA. Las defensas inmunológicas están ya demasiado debilitadas para proteger al organismo. El virus ataca también a las células nerviosas y aparecen:

  • Fatiga, pérdida de peso, infecciones recurrentes (respiratorias, del aparato digestivo, de la piel, etc.), que responden mal o no responden a los tratamientos convencionales.
  • Fiebre, ganglios linfáticos inflamados, aumento del tamaño del bazo, diarrea, úlceras bucales e infecciones oportunistas por agentes (virus, bacterias u hongos) que no suelen provocar enfermedades en las personas sanas.

Diagnóstico

 

La prueba de anticuerpos de VIH ELISA (análisis Enzima- Inmunoabsorbente).

Contaje absoluto de linfocitos CD4 (menos de 200 en caso de enfermedad).

PCR para VIH.

 

La prueba para comprobar la infección del VIH en un individuo se realiza mediante una técnica de "ELISA" (enzima-linked immunosorbent assay).

 

Se realiza en unas horas y es muy sensible para identificar VIH-positivos.

 

La mayoría de los test comerciales se comparan para su calidad y fiabilidad con una técnica más sofisticada llamada"Western Blot", que caracteriza cada marcador para mejorar sus resultados.

 

Además se realizan los contajes de linfocitos para saber la afectación del sistema inmune, y desde 1.995 se puso a punto una técnica (PCR, siglas en inglés de Reacción de la Cadena de la Polimerasa) que permitía medir la cantidad de virus VIH en la sangre, lo que a su vez es un reflejo de la cantidad de virus que existen en todo el organismo. 

 

Tratamiento

 

El uso de la terapia antirretroviral (ARV) combinada ofrece beneficios claros sobre la calidad y expectativa de vida de las personas con infección por el VIH, lo que cambió su perspectiva a un padecimiento crónico y tratable.

 

Su manejo tiene similitudes con otras enfermedades crónicas, sin embargo, en

la infección por el VIH el tratamiento inicial y su mantenimiento adecuado a lo largo del tiempo tienen una importancia crucial en la evolución y respuesta de la o el paciente a terapias futuras.

 

Los objetivos de la terapia ARV de inicio son:

  • reducir la carga viral (CV) hasta un nivel no detectable basado en las técnicas moleculares actuales, y
  • mejorar el grado de inmunosupresión, mediante la elevación de las cuentas de células CD4+, ambos durante el mayor tiempo posible.

Esto con el fin de mejorar la expectativa y calidad de vida de las personas infectadas.

 

Posibles Esquemas de Inicio

 

Actualmente las tres combinaciones más comunes para inicio de tratamiento son:

  • 2 inhibidores de la transcriptasa reversa análogos a nucleósidos (ITRAN) y 1 Inhibidor de la transcriptasa reversa no nucleósidos (ITRNN)
  • 2 ITRAN y 1 ó 2inhibidores de proteasa (IP): En el caso de potenciación con uso de bajas dosis de Ritonavir (Rit)
  • 3 ITRAN

Hasta el momento no existe una vacuna capaz de prevenir el VIH y esto se debe a las características propias del virus (especialmente a su gran variabilidad genética), a las diferentes puertas de entrada que tiene al organismo y a su capacidad de integración en el material genético del huésped.

 

Además de esto, existen consideraciones éticas importantes para los ensayos de candidatos a vacunas, a lo que se suma el hecho de que económicamente el perseguir una vacuna NO ha demostrado ser una alternativa para inversión financiera.

 

Preguntas frecuentes

¿Qué es el VIH?

Por sus siglas significa: Virus de la Inmunodeficiencia Humana. Este virus afecta a las células de defensa de nuestro cuerpo, llamadas linfocitos T CD4. Si la infección no es controlada evoluciona con mayor rapidez a lo que llamamos SIDA.

 

Este virus se encuentra en la sangre, en los fluidos de los órganos sexuales (líquido preeyaculatorio, semen, secreción vaginal) y en la leche materna.

 

Una vez que el VIH se encuentra dentro de las células de nuestro cuerpo, las utiliza para replicarse sin causar molestias, a esta etapa se le llama asintomática.

 

El VIHprovoca la destrucción de las defensas de tu organismo y puedes desarrollar el Síndrome de Insuficiencia Adquirida – SIDA. Que es la etapa en que tu organismo indefenso puede desarrollar graves enfermedades.

 

¿Cómo se transmite el VIH?

Como se indica en la sección de mecanismos de transmisión el VIH ingresa al organismo por 3 vías bien definidas: la sexual, la sanguínea y de la madre al hijo (llamada vía vertical).

 

En esta sección se indicarán ejemplos de transmisión de acuerdo a las tres vías.

Sexual

Por contacto sexual no protegido (pene-ano, pene-vagina pene-boca) con una persona con VIH. Relaciones sexuales de hombres con mujeres, mujeres con hombres u hombres con hombres.

Toda penetración vaginal, anal u oral, puede ser infectante.

Un solo contacto sexual puede ser suficiente.

El esperma y las secreciones vaginales contienen virus infectantes.

Las relaciones génito-anales permiten un riesgo mayor, porque entrañan la lesión de la mucosa anal.

A mayor número de compañeros sexuales, mayor es el riesgo.

 

Sanguínea

Ejemplos:

Por transfusiones de sangre o sus derivados (plasma, plaquetas) que tienen virus.

Por trasplante de órganos con VIH.

Por compartir agujas/jeringas en personas usuarias de drogas inyectables (UDI).

Accidentes laborales donde hubiera una herida punzante con material contaminado.

La recepción de transplantes de cualquier órgano o tejido.

Utilizar instrumentos cortantes o punzantes reutilizados, tales como agujas de acupuntura, siempre y cuando no hayan sido esterilizados en forma adecuada.

Recibir transfusiones de un donante infectado.

No existe riesgo en la peluquería, manicuría o pedicuría; siempre y cuando el instrumental sea limpiado y desinfectado adecuadamente.

 

Perinatal

A este tipo de transmitir la infección se denomina transmisión vertical. Se denomina de esta manera a la transmisión de la madre al niño a través del embarazo, parto y/o lactancia.

Por medio de la leche materna (lactancia). La leche materna también posee concentraciones virales infectantes, por lo que la lactancia de un niño nacido de una mujer con VIH debe ser decidida y asesorada por personal médico.

Una mujer embarazada con VIH puede transmitir el virus al bebé en cualquier momento del embarazo. El virus puede atravesar la placenta durante todo el embarazo, si bien se ha comprobado que la mayor transmisión ocurre en las semanas próximas al parto y en el momento del parto.

Durante el parto, a través del canal vaginal por el contacto del bebé con las secreciones vaginales potencialmente infectadas.

 

¿Cómo NO se transmite el VIH?

No hay riego de contraer el contagio por:

  • Las caricias.
  • El uso de platos o cubiertos que hayan sido usados por un portador del virus.
  • Los alimentos.
  • Un apretón de manos.
  • Los aparatos telefónicos.
  • El contacto con animales domésticos.
  • Las picaduras de insectos (mosquitos etc.).
  • Los baños, las piscinas y las duchas públicas.
  • Por lo tanto, los portadores de los virus, pueden trabajar, estudiar y llevar una vida normal con las demás personas.
  • Los abrazos
  • El baile
  • Al utilizar una ducha, una bañera o una cama que haya sido utilizada por una persona VIH+
  • Al besarse (entre personas sin problemas dentales significativos)
  • Al compartir equipos para hacer ejercicio

Puedes reducir altamente el riesgo de transmisión si:

  • Evitas el contacto con fluidos sexuales mediante la práctica regular de sexo seguro. (Vea la sección de concisiones de riesgo)
  • Te abstienes de tener sexo, a menos que tú y tu pareja sean VIH y estén comprometidos en una relación monógama a largo plazo. Recuerda, que al cambiar de pareja debes procurar realizarte pruebas de detección si no esta infectado(a) y protegerte con una barrera como el preservativo este o no infectado(a).
  • No consumes drogas intravenosas o, si lo haces, siempre utilizas agujas nuevas.
  • Comprobando tu estado de VIH si estás planeando quedar embarazada y trabajando con un médico especializado y un obstetra si eres VIH+.
  • Si te proteges de estas maneras, no debes temer contagiarte o transmitir el VIH mediante el contacto casual.

Recuerda que reducir el riesgo no significa que no puedes contagiar o ser contagiado. Cuídate procurando práctica sexuales seguras.

 

¿Quién puede adquirir el VIH?

Mujeres, hombres, jóvenes y niños que se expongan a cualquiera de las formas de transmisión (sexual, sanguínea y perinatal) no importando raza, orientación sexual, nivel socioeconómico ni religión.

 

¿Cómo saber si tengo el VIH?

La única forma de saberlo es mediante una prueba de laboratorio que detecta anticuerpos contra el virus en sangre o saliva.

 

¿Qué tipos de pruebas hay para detectar el virus?

Hay 2 pruebas de detección: indirectas y directas

 

Las indirectas, detectan la presencia de anticuerpos anti-VIH y son:

De tamizaje o presuntivas, como ELISA, SERODIA y pruebas rápidas.

Confirmatorias, como Western blot.

Toda prueba indirecta positiva (ELISA o RÁPIDA) debe ser confirmada por Western blot.

 

Estas pruebas son las utilizadas por el sector salud.

 

Las directas, detectan la presencia del virus en el organismo y son:

Cultivo viral.

Confirmatorias, como Western blot.

 

¿Por qué es aconsejable realizarme una prueba de detección rápida?

Para saber si tienes el virus en tu cuerpo y recibir el tratamiento de manera oportuna.

 

Para que no vivas con la angustia de la incertidumbre.

 

Para proporcionarte cuidados especiales en beneficio de la conservación de tu salud.

 

Para que ejerzas tu vida sexual de una manera plena y responsable.

 

¿Cómo se realiza la prueba rápida y qué ventajas tiene?

Tomando un poco de fluido de tus encías o una gota de sangre de uno de tus dedos, colocándolos en un dispositivo para su análisis y obtención del resultado.

 

En caso de un resultado positivo es necesario hacer otra prueba que confirme ese resultado.

 

Conoces tu resultado en unos minutos en lugar de esperar días.

 

Son voluntarias, anónimas y confidenciales como todas las pruebas de VIH.

 

En las pruebas de laboratorio los resultados tardan días y se hacen extrayendo sangre de una vena de un brazo, así son las confirmatorias.

 

¿Son seguras las pruebas rápidas?

Se práctica por personal capaz y se incluye consejería, que es información y acompañamiento emocional.

 

Para que el resultado de una prueba de diagnóstico al VIH sea confiable deben transcurrir tres meses desde la última práctica de riesgo.

 

Pruebas de detección del VIH en orina y saliva
La pruebas mas confiable para el diagnóstico son las realizadas en sangre.

 

Existen pruebas en otros componentes del cuerpo humano como la saliva y la orina, estas determinaciones solo son utilizadas para estudios de poblaciones y ante resultados positivos, siempre deben confirmarse con pruebas en sangre.

 

¿Cómo saber si me pude infectar con el VIH?

 

Si has tenido alguna práctica de riesgo como: Sexo oral, vaginal o anal sin la protección de un condón. Uso de jeringas ya utilizadas.

 

¿Si estoy embarazada me puedo hacer la prueba rápida?

Sí, y es aconsejable que te la practiques pues si el resultado es positivo, si viven con VIH, se lo puedes transmitir a tu bebé, en el embarazo, el parto o la lactancia.

 

Pero si detectas a tiempo que vives con el VIH, hay tratamientos efectivos para evitar en un alto porcentaje que se lo transmitas a tu bebé.

 

¿Qué es la consejería?

Es el acompañamiento de un especialista antes, durante y después de que te hagas la prueba.

 

Te dará la información necesaria y personalizada para que te mantengas saludable y además aclarará todas tus dudas.

 

El resultado se te proporciona en un ambiente amigable, confidencial y respetuoso.

 

¿Dónde me puedo realizar la prueba rápida?

La prueba rápida no requiere de un laboratorio, solamente un equipo fácil de trasladar.

 

Por lo tanto se puede realizar casi en cualquier parte, como clínicas, centros de salud, en los Centros ambulatorios para la atención del sida y otras infecciones de transmisión sexual - CAPASITS y en las instalaciones de las organizaciones comunitarias de la sociedad civil, ya sea en sus locales o en parques, plazas públicas y otros lugares de reunión de la comunidad.

 

¿Qué resultados puede dar la prueba?

Negativo- Significa que la persona no tiene el VIH en su organismo y para continuar así debe ejercer su sexualidad con responsabilidad, evitando las prácticas de riesgo y con el uso del condón.

 

Positivo- Indica que hay la posibilidad de que tengas el VIH, por lo que debes realizarte una prueba confirmatoria.

 

Recuerda:Para que una prueba sea confiable deben transcurrir tres meses desde la última práctica de riesgo.

 

¿Y si las pruebas dan positivo al VIH?

Debes practicarte una prueba confirmatoria y si también resulta positiva, significa que eres una persona que vive con VIH y que debes cuidarte para que el virus no dañe tu salud.

 

Significa que requieres tener precauciones y cuidados especiales para evitar enfermedades que pueden llegar a ser graves.

 

Seguir su tratamiento tal y como lo indican los médicos especialistas que te atiendan.

 

Estos medicamentos se proporcionan gratuitamente a todas las personas con VIH residentes en el país.

 

Evitar prácticas de riesgo que puedan reinfectarte o transmitirte otras infecciones de transmisión sexual.

 

Evitar el diseminar la infección con prácticas de riesgo.

 

Usando siempre el condón independientemente del resultado de tu prueba de diagnóstico al VIH.

 

Utilizar siempre jeringas y agujas nuevas si eres usuario o usuaria de drogas inyectables.

 

Pruebas periódicas especificas, para conocer tu estado de salud y la efectividad de tus tratamientos.

 

Si eres personas con VIH, gracias a los medicamentos altamente efectivos y sin costo en nuestro país, puedes seguir disfrutando de una vida plena y productiva.

 

¿Qué gano si me hago la prueba del VIH?

Tranquilidad y control sobre mi salud y mi vida.

 

¿Qué centros están especializados en el VIH-SIDA en México?

 

El CENSIDAes uno de los varios centros de la secretaria de salud que se especializa en la infección del VIH-SIDA. Además, a través de su línea telefónica responde a todas tus dudas y te brinda la orientación que necesites.

 

¿Por qué las mujeres corren más riesgo?
Se estima que las posibilidades de transmisión de hombre a mujer es mayor que la de mujer a hombre.

 

El área genital femenina expuesta es más amplia que la del hombre y el semen puede permanecer hasta 72hrs en la vagina.

 

Además como hay más hombres infectados, es más alta la probabilidad de que la mujer tenga una pareja infectada.

 

¿Qué riesgo existe después de una relación sexual ocasional con una persona infectada?
El riesgo es bajo, está estimado en menos de un 1%, pero siempre es conveniente realizar la consulta respectiva a un Servicio de Consejería y Detección o a un personal de salud entrenado en la temática a los fines de valorar adecuadamente la situación.

 

En términos generales, se deben realizar controles de laboratorio hasta los 6 meses del contacto.

 

¿El preservativo, es siempre seguro?
Si es seguro. El látex bloquea la entrada del virus.
 

La eficacia puede fallar si no se lo usa en cada acto sexual.
 

La mayoría de los estudios realizados para comprobar la eficacia del preservativo provienen de experiencias realizadas en Laboratorios, en vista de que no sería ético realizarlos con seres humanos (un grupo lo debería usar y el otro no).

 

Además se realizaron estudios en parejas (donde uno de los miembros estaba infectado y el otro no) que lo usaban versus parejas que no lo usaban. No se observaron casos en aquellas que lo usaban y sí se observaron en las que no lo usaban.

 

El riesgo se incrementaba en un 5% al año en estas última. Esto avala la seguridad del preservativo como método de prevención eficaz.

 

¿Cuál es el riesgo en las diferentes formas de relaciones sexuales?
Existen muchas variables o factores como por ejemplo, el estado inmunitario, la carga viral, el tipo de contacto; y en los estudios realizados no se pueden mantener unas condiciones de "laboratorio" que ofrecerían unas óptimas garantías de investigación.

 

De todas maneras se pueden hacer las siguientes aproximaciones:

  • Para el sexo oral el riesgo es bajo, pero no es nulo.
  • La relación homosexual con penetración anal tiene un riesgo para el receptor (quien recibe el semen y la eyaculación) de hasta 3%. Es la relación sexual de mayor riesgo.
  • En la relación heterosexual (llamada así la de dos personas de distinto sexo) con eyaculación es de hasta 0,5% para la pareja receptora.
  • El riesgo es menor para el hombre en una relación heterosexual, si la mujer estuviera infectada.

 

¿Es seguro el sexo oral?
El riesgo es bajo pero existe.

 

Se recomienda no lavarse los dientes antes de practicar el sexo oral para no lesionar la encía ya que podría facilitar una vía de ingreso del virus al organismo.
 

El sexo oral involucra riesgo de transmisión del VIH siempre que no exista una barrera (preservativo, por ejemplo) que evite el contacto de los fluidos corporales (semen de un hombre con VIH o los fluidos vaginales de una mujer) de una persona con VIH, con la boca de otro hombre u otra mujer.

 

¿Cuál es el riesgo de infectarse de VIH cuando el virus esta fuera del organismo?
Esta situación ocurre cuando una persona sufre un pinchazo accidental por ejemplo con una jeringa en un espacio público.

 

El VIH tiene un riesgo de viabilidad muy limitado una vez que está fuera del organismo, ya que necesita una célula viva para replicarse y dependerá de las condiciones en que esté la sangre.

 

El virus tendría posibilidad de infectar durante menos de 6 horas, ya que al secarse o coagularse pierde viabilidad.

 

Los factores implicados y la ansiedad en juego en estos accidentes hacen siempre recomendable una consulta especializada, a la brevedad posible.

 

¿Existen personas que son "resistentes" a la infección?
Sí. Existen personas que han mantenido relaciones sexuales, sin saberlo, durante largo tiempo con una persona infectada y no se infectaron.

 

Este porcentaje de personas es muy pequeño, y han permitido a los investigadores conocer aspectos de la dinámica viral y su interrelación con las defensas.

 

Esto no debería estimular el descuido de las actividades preventivas.

 

¿Pueden contagiar las personas que están en tratamiento antirretroviral?
 

Sí. Incluso cuando el virus no sea detectable en la sangre, persiste en el organismo y puede ser transmitido por la sangre, el semen o los fluidos vaginales.

 

Es importante señalar que una carga viral indetectable en plasma no implica necesariamente una carga viral negativa en semen.

 

¿Si ambos en una pareja están infectados, deberían seguir usando el preservativo?
 

Si. Se desaconseja que una persona ya infectada por el virus, se exponga a nuevas entradas de virus, que podrían deteriorar el Sistema Inmune.

 

Se conocen casos en los que una persona con VIH estaba siendo tratada y su carga viral era baja, pero la medicación dejó de hacerle efecto luego de un cambio de pareja sexual que produjo una reinfección con otra cepa del virus resistente a las drogas.

 

Por lo tanto, se recomienda siempre el uso del preservativo.

 

¿Se puede compartir el trabajo o el hogar con una persona infectada?


Indudablemente. Las personas infectadas pueden llevar una vida normal con algunas precauciones.

Por ejemplo, utilizar con sumo cuidado todo material que pudiera contaminarse con sangre, semen, o secreciones vaginales (toallas femeninas, máquinitas de afeitar, etc).

Estas medidas no son exclusivas del VIH, una persona que cursa una hepatitis B también debería respetarlas, la hepatitis B es de 10 a 100 veces más contagiosa que el VIH.
El apoyo familiar es sumamente importante en el tratamiento de los pacientes.

 

¿Existe contagio por relaciones sexuales entre mujeres?
Este riesgo es muy bajo en relación a otras prácticas sexuales. En las secreciones vaginales existe VIH en una cierta concentración.

Si existieran heridas o erosiones en las mucosas oral o vaginal, se facilitaría teóricamente la transmisión del virus. Se puede recomendar la utilización de métodos de protección- barrera.

 

¿Existiría riesgo por la estimulación manual-anal o manual-vaginal?
Evidentemente el contacto de una mano o dedos (si no tuvieran heridas sangrantes) con las mucosas anal o vaginal no transmite la infección.

Lo que sí podría facilitar es la formación de erosiones de las mucosas y aumentar las posibilidades de transmisión si hubiera posteriormente una relación con penetración.

 

Manchas de semen
Hubo personas que tomaron contacto con manchas de semen, de personas desconocidas y se generó angustia por la probable presencia del VIH (ej: personal de un hotel).

 

Al respecto cabe aclarar de que el virus no ingresa por la piel intacta, es extremadamente lábil fuera del organismo, y se puede considerar inactivo al cabo de 1 a 3 horas.

 

¿El "Líquido" previo a la eyaculación, es contagioso?
Existen consultas de personas que realizaron sexo oral sin eyaculación de la pareja, pero notaron un "líquido" diferente al semen.

 

Este líquido se llama líquido preseminal, es de tipo acusoso y se considera que puede contener las mismas concentraciones de VIH que el semen.

 

Estimulación mutua y riesgo de infección
Existen consultas sobre relaciones sexuales sin penetración donde hubo contacto con semen.

 

Al respecto cabe considerar que las concentraciones del virus en semen pueden ser mayores que las existentes en sangre, y por lo tanto se debe considerar como un fluido potencialmente infectante.

 

La transmisión no puede ocurrir si la piel está intacta. En cambio si la piel presentara heridas abiertas, existiría riesgo de infección.

 

Transfusiones de sangre
A los donantes de sangre se les entrega en primer lugar un cuestionario, en el que se deberían autoexcluir todas aquellas personas que hubieran tenido un comportamiento de riesgo para la infección por VIH.

 

Todos los bancos de sangre deben realizar igualmente por ley la prueba de VIH en forma rutinaria, previo a cada transfusión.

 

En el período ventana se puede detectar el virus por la prueba llamada Antígeno p24.

 

Niños VIH (+) y riesgo de infección en la escuela
Un niño infectado seguramente planteará angustia a padres y maestros. Los chicos al jugar, sobre todos los infantes, pueden provocarse heridas o mordeduras. No existen casos concretos de transmisión por estas vías.

 

Para que existiera transmisión deberían darse heridas abiertas recientes y no cicatrizadas por ambas partes, y suficientemente amplias para permitir el paso del virus.

 

Es lógico que los padres sientan preocupación, pero no está justificado aislar a los niños infectados por el VIH desde ningún punto de vista.

 

Fuentes

 

Instituto Mexicano del Seguro Social. Guía para el cuidado de la salud: Mujer de 20 a 59 años, 2004.

MODIFICACION a la Norma Oficial Mexicana NOM-010-SSA2-1993, Para la prevención y control de la infección por Virus de la Inmunodeficiencia Humana.

Secretaría de Salud. Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH/SIDA

CENSIDA. Guía de Manejo Antirretroviral de las personas que viven con el VIH/SIDA, 2004.

CENSIDA. Centro Nacional para la prevención y control del VIH-SIDA.

Dr. Marcelo G. Leguizamón Infectólogo del Programa Municipal de SIDA (PMS)

 

¿Quieres conocer más sobre Sida?
Únete a Salud180 y al servicio de Alertas para recibir las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios