Psicosis

Psicosis

Es una pérdida de contacto con la realidad, incluyendo generalmente falsas creencias acerca de lo que está sucediendo o de quién es uno (delirios) y ver o escuchar cosas que no existen (alucinaciones).

 

La psicosis es un término genérico utilizado en la psicología para referirse a un estado mental descrito como una pérdida de contacto con la realidad. A las personas que lo padecen se les llama psicóticas.

 

En la actualidad, el término «psicótico» es a menudo usado incorrectamente como sinónimo de psicopático. Las personas que experimentan psicosis pueden presentar alucinaciones o delirios y pueden exhibir cambios en su personalidad y pensamiento desorganizado.

 

Estos síntomas pueden ser acompañados por un comportamiento inusual o extraño, así como por dificultad para interactuar socialmente e incapacidad para llevar a cabo actividades de la vida diaria.

 

Una amplia variedad de elementos del sistema nervioso, tanto orgánicos como funcionales, pueden causar una reacción psicótica.

 

Esto ha llevado a la creencia que la psicosis es como la «fiebre» de las enfermedades mentales, un indicador serio pero no específico.

 

Sin embargo, muchas personas tienen experiencias inusuales y de distorsión de la realidad en algún momento de sus vidas, sin volverse discapacitadas o ni siquiera angustiadas por estas experiencias.

 

Como resultado, se argumenta que la psicosis no está fundamentalmente separada de una consciencia normal, sino más bien es un continuum con consciencia normal.

 

Desde esta perspectiva, las personas que son diagnosticadas clínicamente como psicóticas pueden estar teniendo simplemente experiencias particularmente intensas o angustiantes (véase esquizotipia).


Etiología (Causas y factores de riesgo)

 

Muchas sustancias y afecciones médicas pueden causar psicosis, incluyendo:

 

  • Alcohol y ciertas drogas ilegales, tanto durante su consumo como durante la abstinencia
  • Tumores o quistes cerebrales
  • Demencia (incluyendo el mal de Alzheimer)
  • Enfermedades cerebrales degenerativas, como el mal de Parkinson, la enfermedad de Huntington y ciertos trastornos cromosómicos
  • VIH y otras infecciones que afectan el cerebro
  • Algunos fármacos de venta con receta, como esteroides y estimulantes
  • Algunos tipos de epilepsia
  • Accidente cerebrovascular

 

La psicosis también es parte de muchos trastornos psiquiátricos, incluyendo:

 

  • Trastorno bipolar (depresivo o maníaco)
  • Trastorno delirante
  • Depresión con rasgos psicóticos
  • Trastornos de personalidad (esquizotípico, esquizoide, paranoide y algunas veces limítrofe)
  • Trastornos esquizoafectivo
  • Esquizofrenia

 

Manifestaciones clínicas (Signos y síntomas)

 

Los síntomas psicóticos pueden abarcar:

 

  • Pensamiento y discurso desorganizados
  • Creencias falsas que no están basadas en la realidad (delirios), especialmente miedos o sospechas infundadas
  • Ver, escuchar o sentir cosas que no existen (alucinaciones)
  • Pensamientos que "saltan" entre temas que no tienen relación (pensamiento desordenado)

 

Diagnóstico (Pruebas y exámenes)

 

La evaluación y los exámenes psiquiátricos se utilizan para diagnosticar la causa de la psicosis.

 

Es posible que los exámenes de laboratorio y las gammagrafías del cerebro no sean necesarias, pero algunas veces pueden ayudar a determinar con precisión el diagnóstico exacto. Estos exámenes pueden ser:

 

  • Exámenes de sangre para niveles de hormonas y electrolitos anormales
  • Exámenes de sangre para sífilis y otras infecciones
  • Exámenes toxicológicos
  • Resonancia magnética del cerebro

 

Tratamiento

 

El tratamiento depende de la causa de la psicosis. Con frecuencia, se necesita cuidado hospitalario para garantizar la seguridad del paciente.

 

Los fármacos antipsicóticos, que reducen las alucinaciones y los delirios y que mejoran el pensamiento y el comportamiento, pueden ayudar, si la causa es un trastorno médico o psiquiátrico.

 

Ver: esquizofrenia para mayor información acerca del tratamiento de la psicosis.


Expectativas (pronóstico)

 

El pronóstico de una persona depende de la causa de la psicosis. Si la causa se puede corregir, el pronóstico a menudo es bueno y el tratamiento con medicamentos antipsicóticos puede ser breve.

 

Algunas afecciones crónicas, como la esquizofrenia, pueden necesitar tratamiento de por vida con medicamentos antipsicóticos para controlar los síntomas.


Complicaciones

 

La psicosis puede impedir que las personas se desempeñen normalmente y cuiden de sí mismas. Si la afección se deja sin tratamiento, las personas pueden algunas veces infligirse daño a sí mismas o a los demás.


Situaciones que requieren asistencia médica

 

Consulte con el médico o con un profesional en salud mental si usted o un miembro de su familia está perdiendo contacto con la realidad. Si existe alguna preocupación con relación a la seguridad, lleve la persona inmediatamente al servicio de urgencias más cercano para que lo vea un médico.


Prevención

 

La prevención depende de la causa. Por ejemplo, evitar el consumo excesivo de alcohol previene la psicosis inducida por esta sustancia.

 

Fuentes

 

Abraham Paul Sperling. Psicología simplificada. Selector, 1976.
Umberto Galimberti. Dizionario di psicología. Siglo veintiuno editores, S.A. de C. V., 2002.
Rafael Portugal Fernández. Diccionario para la corrección terminológica en Psicopatología, Psiquiatría y Psicología clínica. Editorial Hélice, 2008.
Dennis Coon. Psicología. 10a ed. Thomson, 2004.

Recibe las noticias más relevantes directo a tu correo electrónico del tema: psicosis