Placer

Placer

El placer puede ser definido como una sensación o sentimiento positivo, agradable o eufórico, que en su forma natural se manifiesta cuando se satisface plenamente alguna necesidad del organismo humano: bebida, en el caso de la sed; comida, en el caso del hambre; descanso (sueño); diversión (entretenimiento), para el aburrimiento, y conocimientos (científicos o no científicos) o cultura (diferentes tipos de arte) para la ignorancia, la curiosidad y la necesidad de crear y desarrollar el espíritu.

 

La naturaleza suele asociar la sensación de placer con algún beneficio para la especie y la Filosofía lo clasifica entre los tipos posibles de felicidad.

 

El amor es una experiencia placentera que se encuentra presente en todas las culturas y que posee una compleja base neurobiológica que la sustenta.

 

El sistema neural del placer es fundamental para dicha experiencia y al contrario de lo que normalmente se piensa, el amor está ligado más con el sistema motivacional que con emociones.

 

Los núcleos y los neurotransmisores que sintetizan la experiencia del amor son los mismos que sustentan la adicción a las drogas como la cocaína, las anfetaminas o la morfina.

 

Además los síntomas por abstinencia del consumo de drogas y los que se generan cuando se termina una relación de pareja son casi los mismos.

 

Fuentes

 

Maureira C Fernando. Amor y adicción: comparación de las características neurales y conductuales. Rev. chil. neuropsicol. 2009; 4(2): 84-90.

¿Quieres conocer más sobre Placer?
Únete a Salud180 y al servicio de Alertas para recibir las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios