Osteoartritis

Osteoartritis

La osteoartritis es una enfermedad articular no inflamatoria de evolución lenta que se caracterizada por una destrucción progresiva del cartílago articular, pudiendo incluso comprometer otros componentes de la articulación.

 

La osteoartritis es la forma más común de artritis que afecta el 60% de hombres y el 70% de mujeres mayores de 65 años. Puede afectar a personas jóvenes, que han presentado lesiones en las articulaciones. Representa un gran impacto económico por la discapacidad laboral que genera.

 

En la osteoartritis (OA), la capa superior del cartílago se rompe y se desgasta; como consecuencia, los huesos que antes estaban cubiertos por el cartílago empiezan a rozarse.

 

El cartílago es un tejido resbaladizo que cubre los extremos de los huesos en una articulación y permite que estos se deslicen suavemente el uno contra el otro. También amortigua los golpes que se producen con el movimiento físico.

 

El cartílago articular es una estructura altamente especializada, componente fundamental del sistema esquelético en áreas donde se requiere de una arquitectura semisólida para dar forma, fuerza, flexibilidad y resistencia al tejido esquelético.

 

Actúa como un componente intermedio en procesos de crecimiento y reparación ósea, estando presente desde el periodo embrionario en las epífisis, placas de crecimiento primario y secundario, así como en áreas de reparo de fracturas.

 

La OA puede ser primaria cuando no se conoce su causa o secundaria cuando se asocia a trauma o alguna alteración del desarrollo esquelético.

 

En la forma primaria usualmente compromete manos, rodillas, caderas, columna y pies, aunque puede comprometer virtualmente cualquier articulación.

Causas y factores de riesgo

Por lo general la osteoartritis aparece gradualmente, con el paso del tiempo y puede ser causada por los siguientes factores de riesgo:

  • El sobrepeso
  • El envejecimiento
  • Las lesiones de las articulaciones
  • Los defectos en la formación de las articulaciones
  • Un defecto genético en el cartílago de la articulación
  • La fatiga de las articulaciones como consecuencia de ciertos trabajos o deportes

Síntomas

Las principales manifestaciones clínicas son un dolor gradual, rigidez y limitación funcional de la articulación, debido al daño del cartílago. Además, pueden crecer espolones alrededor de la articulación.

 

Algunos pedazos de hueso o de cartílago pueden desprenderse y quedar atrapados dentro del espacio que existe en la articulación lo que causa más dolor y daño.

Diagnóstico

Las señales de alerta de la osteoartritis incluyen:

  • Rigidez en una articulación al levantarse de la cama o después de estar sentado por mucho tiempo
  • Hinchazón o sensibilidad al tacto en una o más articulaciones
  • Sensación de ruptura o el crujido de huesos (roce entre los huesos)
     

No existe una prueba específica para diagnosticar la osteoartritis. La mayoría de los médicos usan varios métodos para diagnosticar la enfermedad y eliminar la posibilidad de otros problemas, tales como:

  • Antecedentes médicos
  • Examen físico
  • Radiografías
  • Otras pruebas tales como análisis de sangre o exámenes del líquido de las articulaciones

 

Radiográficamente se apre¬cia una disminución del espacio articular con esclerosis ósea subcondral y presencia de osteofitos en los márgenes óseos.

Tratamiento

Los médicos a menudo combinan varios tratamientos que se ajustan a las necesidades, el estilo de vida y la salud del paciente. El tratamiento de la osteoartritis tiene cuatro objetivos principales:

  • Mejorar el funcionamiento de la articulación
  • Mantener un peso saludable
  • Controlar el dolor
  • Lograr un estilo de vida saludable
     

El plan de tratamiento para la osteoartritis puede incluir:

  • Ejercicio
  • Control de peso
  • Descanso y cuidado de las articulaciones
  • Técnicas para controlar el dolor sin medicamentos
  • Medicamentos
  • Terapias complementarias y alternativas
  • Cirugía

 

Debido a esto, se requiere con urgencia de una terapia que permita no solo aliviar el dolor y disminuir la limitación funcional, sino modificar el curso de la enfermedad. De esta manera ha surgido el concepto de DMAOD (Disease Modyfing AntiOsteoarthritis Drug) como analogía de los fármacos modificadores de la artritis reumatoide (DMARDs).

 

Actualmente la búsqueda de nuevas terapias en la OA se basa en un mayor conocimiento sobre la compleja fisiopatología del cartílago articular enfocan¬do como principal objetivo al condrocito y su interacción con la matriz extracelular en OA temprana.

 

Fuentes

Guías Diagnósticas de medicina física y rehabilitación.
Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel (NIAMS, por sus siglas en inglés)
Carlos-Enrique Toro Gutiérrez, José Félix Restrepo, Antonio Iglesias Gamarra, et al. Fisiopatología del cartílago y bases para futuras terapias en osteoartritis temprana. Revista Colombiana de Reumatología;2007,14(2):135-142. 

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios