Inflamación

Inflamación

La palabra inflamación deriva del latín inflammare, que significa encender fuego.

 

Es la reacción local de un tejido a un estimulo, de orden físico, químico, microbiano, parasitario; etc., superior a su índice de tolerancia y, por lo tanto, nocivo. Por ende, es un mecanismo de respuesta del organismo a la acción de un estimulo nocivo.

 

También, es considerada una respuesta del sistema inmunológico a invasores extraños (como virus y bacterias) y a lesiones sistémicas

 

Como respuesta a la infección o la lesión, diversas clases de glóbulos blancos se transportan por el torrente sanguíneo hasta el lugar de la infección y solicitan más glóbulos blancos.

 

La inflamación suele ceder cuando la amenaza de infección o lesión desaparece. La inflamación es la forma de manifestarse de muchas enfermedades. Se trata de una respuesta inespecífica frente a las agresiones del medio, y está generada por los agentes inflamatorios.

 

La respuesta inflamatoria ocurre sólo en tejidos conectivos vascularizados y surge con finalidad defensiva de aislar y destruir al agente dañino, así como reparar el tejido u órgano dañado.

 

Se considera por tanto un mecanismo de inmunidad innata, estereotipado, en contraste con la reacción inmune adaptativa, específica para cada tipo de agente infeccioso.

 

La inflamación se denomina en medicina con el sufijo -itis (faringitis, laringitis, colitis, conjuntivitis...). El mayor problema que surge de la inflamación es que la defensa se dirija tanto hacia agentes dañinos como a no dañinos, de manera que provoque lesión en tejidos u órganos sanos.

 

Agentes inflamatorios

 

• Agentes biológicos: bacterias, virus, parásitos, hongos; las células de mamíferos disponen de receptores que captan la presencia de microbios; entre los receptores más importantes están los receptores de tipo Toll, que detectan la presencia de bacterias, virus y hongos, y desencadenan vías de señalización que estimulan la producción de diferentes mediadores

• Agentes o condiciones que producen necrosis de los tejidos afectados: las células necróticas liberan moléculas que activan la respuesta inflamatoria, como ácido úrico, ADP o incluso ADN; entre estos agentes tenemos:

• Agentes físicos: radiaciones, frío, calor, rayos UV

• Agentes químicos: venenos, toxinas

• Traumatismos y cuerpos extraños, que inducen inflamación porque dañan los tejidos (necrosis) o aportan microbios

• Alteraciones vasculares: como por ejemplo las que producen isquemia

• Alteraciones inmunitarias: como por ejemplo las respuestas de hipersensibilidad o las autoinmunes; en estos casos es la propia respuesta inmunitaria la que induce la inflamación, que es la causa principal del daño tisular.
 

Fuentes

 

Segatore Luigi y Poli Gianangelo. Diccionario médico Teide, primera edición, editoria Teide, 1983:762.
Enciclopedia Esencial de las Ciencias, Editorial Espasa, 2002.
http://www.arthritis.org/espanol/pf-inflamacion.php

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios