Hepatitis

Hepatitis

La hepatitis es un estado inflamatorio del hígado con tendencia a producir fibrosis. Esta inflamación del hígado, por hepatitis, puede producirse por diversas causas como infecciones, toxinas, alérgenos, etc.

 

Se considera hepatitis viral a la inflamación aguda o crónica causada por virus que afectan principalmente al hígado.

 

El daño por hepatitis observado es considerado secundario a la respuesta del cuerpo más que al efecto citopático de los virus.

 

Causas y factores de riesgo

 

La enfermedad puede ser causada por:

  1. Infecciones por virus (como la hepatitis A, B o C), bacterias o parásitos
  2. Daño hepático por alcohol u hongos venenosos
  3. Medicamentos, como una sobredosis de paracetamol, que puede ser mortal
  4. Células inmunitarias en el cuerpo que atacan el hígado y causan hepatitis autoinmunitaria.

 

Los medicamentos que pueden causar daño al hígado abarcan metildopa (utilizado comúnmente para la hipertensión arterial), isoniazida para la tuberculosis, anticonvulsivos (como valproato y fenitoína), clorpromazina, amiodarona (para el ritmo cardíaco irregular) y ciertos antibióticos (incluyendo trimetoprim con sulfametoxazol y eritromicina).

 

Si usted necesita tomar algunos de éstos, es posible que el médico necesite examinar su función hepática.

 

La hepatitis también puede ser causada por trastornos hereditarios, como la fibrosis quística y la enfermedad de Wilson, una afección que consiste en tener demasiado cobre en el cuerpo (el exceso de cobre se deposita en el hígado).

 

Infecciosa

 

Virus hepatotrópos

  1. Virus de la Hepatitis A (HAV)
  2. Virus de la Hepatitis B (HBV)
  3. Virus de la Hepatitis C (HCV)
  4. Virus de la Hepatitis D (HDV): es un virus defectuoso que requiere de la presencia del HBV para provocar enfermedad.
  5. Virus de la Hepatitis E (HEV)
  6. Virus de la Hepatitis F
  7. Virus de la Hepatitis G
  8. Citomegalovirus (CMV)
  9. Virus Epstein Barr (EBV)

 

Otros virus no hepatotrópos

  1. Virus de la rubéola
  2. Adenovirus
  3. Herpes virus
  4. Varicela zoster
  5. Enterovirus
  6. Citomegalovirus,
  7. Virus de Epstein-Barr,
  8. Virus de la fiebre amarilla,
  9. Virus de la parotiditis,
  10. Sarampión,
  11. Rubéola,
  12. VIH/SIDA, otros

 

Otros agentes infecciosos

  1. Toxoplasmosis
  2. Tuberculosis miliar
  3. Paludismo
  4. Salmonelosis
  5. Candidiasis
  6. Amebiasis

 

Tóxicos o fármacos

Gran cantidad de productos químicos, tanto farmacológicos como ambientales, pueden provocar daño hepático en forma directa o a través de reacciones inflamatorias de tipo idiosincrásicas.

 

Entre los agentes que provocan lesiones hepatocelulares se encuentran las tetraciclinas (antibiótico), el paracetamol, la isoniazida, el valproato sódico, la amiodarona, drogas antineoplásicas, el tetracloruro de carbono y la toxina de Amanita phalloides (hongo venenoso).

 

La alteración producida suele ceder al retirar el agente causal.

 

Alcohol

Una de las principales consecuencias del consumo excesivo de alcohol es la hepatitis.

 

Estas comprenden tres entidades diferentes que pueden coexistir en un mismo paciente: la esteatosis (acumulación de tejido adiposo en el hígado), la hepatitis alcohólica y la cirrosis (estadio final e irreversible de la hepatopatía alcohólica).

 

Autoinmune

Esta forma de hepatitis crónica predomina en el sexo femenino, sobre todo en pacientes jóvenes, con elevación de Inmunoglobulina G y presencia de otras enfermedades autoinmunes como artritis reumatoide, hipotiroidismo, colitis ulcerosa o síndrome de Sjögren, entre otras.

 

Enfermedad de Wilson

Es una enfermedad hereditaria que se caracteriza por la acumulación de niveles tóxicos de cobre en muchos órganos del cuerpo, especialmente en el hígado, el encéfalo y los ojos.

 

Se debe a la mutación del gen de una proteína de membrana transportadora de cobre y se manifiesta en generalmente durante la adolescencia o la juventud.

 

Déficit de alfa1-antitripsina

Es una enfermedad genética caracterizada por niveles anormalmente bajos de alfa1-antitripsina, un importante inhibidor de proteasas.

 

La principal alteración que se genera en una excesiva actividad de la elastasa de los neutrófilos liberada en los focos inflamatorios.

 

Afecta fundamentalmente al pulmón causando enfisema y al hígado provocando hepatitis y cirrosis.

 

 

Síntomas

 

Los síntomas de la enfermedad son comunes a las formas de hepatitis A, B y C.

 

La persona que contrae cualquiera de las formas de hepatitis, A, B o C, se siente como si tuviera un resfriado común.

 

Hay síntomas que aparecen siempre, y otros que sólo los presentan algunas personas.

 

Otras, incluso no presentan ninguno. De cualquier forma, si se presentan algunos de los trastornos que siguen a continuación, lo aconsejable es acudir al médico.

 

Si éste sospecha que puede tratarse de hepatitis, seguramente hará una prueba sanguínea.

 

Síntomas habituales

  • Cansancio
  • Náuseas
  • Fiebre
  • Pérdida del apetito
  • Dolor de estómago
  • Diarrea Síntomas que sólo presentan algunas personas
  • Oscurecimiento de la orina
  • Excrementos de color claro
  • Color amarillento de ojos y piel (ictericia)

 

Diagnóstico

 

En la evaluación inicial de toda persona con sospecha de hepatitis se debe realizar una valoración clínica y exploración física acompañada de exámenes de laboratorio como una química sanguínea, una biometría hemática, radiografía del tórax y ultrasónico abdominal.

 

Tratamiento

 

Es específico dependiendo de la causa; sin embargo, la dieta baja en grasas y alimentos que incrementan la liberación de bilirrubinas; como papaya, aguacate, lácteos y sus derivados, entre otros, mejoran la inflamación del hígado.

 

Por tal motivo, si sospecha sufriri de hepatitis consulta a su médico, el cual le indicara el tratamiento recomendado para su caso, tanto dietético como farmacológico en caso de ser necesario.

 

Fuentes

K. Rajender Reddy. Los requisitos en Gastroenterología. Editorial Elsevier, 2005:28.
Juan Games Eternod, Jaime L. Palacios Treviño. Introducción a la pediatría. Sexta edición. Editorial Mendez Editores, 2000: 339.
Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica. Sistema Único de Información. Hepatitis. Número 5(22), semana 5 del 30 de enero al 5 de febrero del 2005.
Secretaria de Salud. Diagnóstico y tratamiento de la hepatitis A. SSA-214-09, ER- Evidencias y Recomendaciones, SSA-214-09, RR- Guía de Referencia Rápida.
Instituto Mexicano del Seguro Social. Diagnóstico y tratamiento de la infección crónica por virus de la Hepatitis "C". IMSS-336-10, ER- Evidencias y Recomendaciones, IMSS-336-10, RR- Guía de Referencia Rápida.
Instituto Mexicano del Seguro Social. Diagnóstico y Tratamiento de la Infección Crónica por Virus de la Hepatitis B. IMSS-419-10, ER- Evidencias y Recomendaciones, IMSS-419-10, RR- Guía de Referencia Rápida. 

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios