Esguinces en cada etapa de vida

Esguinces en cada etapa de vida

Dolor_de_espalda.jpg

Bloque que muestra la firma del editor.

Reza el dicho que “no es lo mismo los Tres Mosqueteros, que 20 años después”. Y es que, en materia de lesiones, contracturas y esguinces, cada etapa de la vida tiene sus particularidades. De acuerdo con especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), mientras entre los niños de 6 a 13 años de edad, las contusiones o traumatismos leves son muy comunes; en la etapa adulta, los esguinces lumbar y cervical, así como tendinitis y esguinces en hombro y extremidades inferiores son las lesiones más frecuentes. Según el doctor Ricardo Lamadrid Monroy, jefe de Consulta Externa de Medicina Física y Rehabilitación en la Unidad Sur del IMSS, en los adultos mayores se reportan casos leves de desgarres y esguinces que responden favorablemente con un tratamiento sencillo.

 

¿Qué pasa entre los jóvenes?



De acuerdo con el especialista, las lesiones deportivas ocupan el sexto lugar en la demanda de consulta. Ejemplo de ello son los jugadores de fútbol de fin de semana, en su mayoría jóvenes que sin hacer un adecuado calentamiento, sufren lesiones musculares a nivel de ligamentos de rodilla, tobillo, hombro y codo. También padecen lesiones en el muslo y tendón de Aquiles, así como fracturas de tibia, peroné, tobillo, rótula, ruptura del tendón de la rodilla, o del talón de Aquiles a nivel de tobillo. Otras lesiones importantes son el desgarre lumbar y ruptura del bíceps, en las que, en ocasiones, se requiere cirugía, tratamiento traumatológico o de ortopedia. En el servicio de urgencias, son atendidos con frecuencia casos de desgarres y ruptura de tendones en los jóvenes. Por su parte, los adultos de entre 20 a 55 años tienen lesiones del hombro, del manguito rotador (parte superior del brazo), de la columna dorso lumbar, de la rodilla; esguinces en tobillo o daño en el tendón de Aquiles, aunque en este grupo de edad los riesgos son ligeramente menores porque practican deporte con cierta moderación.

 

 

Consecuencias de un esguince mal cuidado



En opinión de los especialistas del IMSS, un esguince mal atendido puede ocasionar inestabilidad articular, lo que implica un mayor riesgo de padecer nuevos esguinces y luxaciones en el futuro. Si se trata de un esguince muscular o en el tendón es imperioso asegurar una correcta posición durante su curación, de lo contrario podría quedar debilitada esa zona de nuestra musculatura. También será necesaria una correcta fase de recuperación, así como el fortalecimiento del área lesionada.

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red