Esguince

Esguince

Un esguince es una lesión de los ligamentos que se encuentran alrededor de una articulación. Los ligamentos son fibras fuertes y flexibles que sostienen los huesos y cuando éstos se estiran demasiado o presentan ruptura, la articulación duele y se inflama.

 

Los esguinces son causados cuando una articulación es forzada a moverse en una posición no natural. Por ejemplo, la "torcedura" de un tobillo ocasiona esguince en los ligamentos que se encuentran alrededor de éste.

 

Los síntomas que se obsevan son:

  1. Dolor en la articulación o dolor muscular
  2. Hinchazón
  3. Decoloración de la piel, especialmente equimosis
  4. Rigidez articular

Primeros auxilios

  1. Aplicar hielo inmediatamente para ayudar a reducir la inflamación, envolviendo el hielo en un pedazo de tela y evitando aplicarlo directamente sobre la piel
  2. NO SE DEBE tratar de mover el área afectada. Para ayudar a hacer esto, se debe colocar un vendaje firme pero no apretado sobre el área afectada. Los vendajes ACE funcionan bien para este propósito. En caso de ser necesario, se debe usar una férula
  3. Mantener elevada la articulación inflamada por encima del nivel del corazón, incluyendo el tiempo durante la noche cuando se va a dormir
  4. Dejar en reposo la articulación afectada por varios días

La ácido acetilsalicílico (aspirin), el ibuprofeno y otros medicamentos para el dolor pueden ayudar; sin embargo, NO se debe suministrar ácido acetilsalicílico (aspirin) a los niños.

No se debe aplicar presión al área afectada hasta que el dolor se resuelva (generalmente 7 a 10 días para esguinces leves y 3 a 5 semanas para esguinces graves) y es posible que la persona requiera el uso de muletas para caminar.

 

La rehabilitación para ganar de nuevo movimiento y fuerza en la articulación debe comenzar después de una semana.

Se debe buscar asistencia médica de emergencia si

Se debe acudir al hospital o llamar de inmediato al número de emergencia (desde la Ciudad de México, marque al 066) si:

  1. Se sospecha que hay una fractura
  2. La articulación parece estar deforme
  3. Se presenta una lesión grave o un dolor fuerte
  4. Se presenta un sonido explosivo audible y una inmediata dificultad al usar la articulación

Se recomienda consultar con el médico si:

  1. La inflamación no desaparece en dos días
  2. Se presentan signos de infección: el área se torna más roja, caliente, duele más o se presenta fiebre por encima de 100 grados F (37,7º C)
  3. El dolor no desaparece después de varias semanas

Prevención

  1. Utilizar calzado protector para actividades que impliquen esfuerzo sobre el tobillo y otras articulaciones
  2. Asegurarse de que los zapatos se ajusten a los pies de manera apropiada
  3. Evitar zapatos con tacones altos
  4. Siempre realizar un estiramiento o calentamiento antes de hacer ejercicio o practicar deportes
  5. Evitar deportes y actividades para las cuales no se esté bien entrenado

 

Fuentes

 

Robert H. Fitzgerald, Herbert Kaufer, Arthur L. Malkani. Ortopedia. Tomo II. Editorial Médica Panamericana, 2002.

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios