Antígeno Prostático Específico (PSA)

Antígeno Prostático Específico (PSA)

El antígeno prostático específico (PSA: prostatic specific antigen) es una proteína sérica producida por las células de la glándula prostática.

 

Cuando la glándula de la próstata se agranda, los niveles del PSA en la sangre tienden a elevarse, ya sea debido un cáncer o a condiciones benignas (no cancerosas), como la hiperplasia o hipertrofia prostática.

 

Al envejecer los hombres, las condiciones benignas de la próstata y el cáncer de la próstata ocurren con más frecuencia.

 

Las condiciones benignas comunes que afectan más frecuentemente a la próstata son la prostatitis (inflamación de la próstata) y la hiperplasia benigna de la próstata (agrandamiento de la próstata).

 

No existe evidencia de que la prostatitis o la hiperplasia benigna de la próstata causen cáncer, pero es posible la presencia de una o ambas condiciones incremente el riesgo de cáncer de la próstata.

 

Ya que el PSA es producido por el cuerpo y puede ser usado para detectar enfermedades, a veces se le llama marcador biológico o marcador tumoral.

 

Esta proteína (PSA) se determina para detectar el cáncer de próstata ya que es una prueba confiable para detectar este tipo de cáncer, debido a que tiene una sensibilidad del 65%, una especificidad del 80% y un valor predictivo del 45%.

 

La American Cancer Society recomienda que los varones de 50 años o más deban realizarse la prueba una vez al año.

Forma en que se realiza el examen

 

La sangre se extrae típicamente de una vena, por lo general de la parte interior del codo o del dorso de la mano. El sitio se limpia con un desinfectante (antiséptico).

 

El médico o técnico envuelven una banda elástica alrededor de la parte superior del brazo con el fin de aplicar presión en el área y hacer que la vena se llene de sangre. Luego, se introduce suavemente una aguja en la vena y se recoge la sangre en un frasco hermético. La banda elástica se retira del brazo.

 

Una vez que se ha recogido la muestra de sangre, se retira la aguja y se cubre el sitio de punción para detener cualquier sangrado.

Preparación para el examen

 

Los hombres no deben eyacular durante al menos 48 horas antes de hacerse el examen del antígeno prostático específico. Hacer esto puede causar una falsa elevación en los niveles de dicho antígeno.

 

Verifique que su médico conozca todos los medicamentos que usted está tomando. Algunos fármacos pueden provocar que los niveles del antígeno prostático específico estén falsamente bajos.

 

Estos abarcan finasterida, dutasterida, uso de palma enana americana (saw palmetto) y fármacos antiandrogénicos, tales como nilutamida, flutamida y bicalutamida. Generalmente no se requiere ninguna otra preparación especial.

Lo que se siente durante el examen

 

Cuando se inserta la aguja para extraer la sangre, algunas personas sienten un dolor moderado, mientras que otras sólo sienten un pinchazo o sensación de picadura. Posteriormente, puede haber algo de sensación pulsátil o un hematoma.

Razones por las que se realiza el examen

 

El análisis del antígeno prostático específico mide el nivel de la proteína en la sangre.

 

La Administración de Alimentos y Drogas, Food and Drug Administration (FDA), ha aprobado el análisis de PSA para que se use junto con el examen digital del recto como un auxiliar para detectar el cáncer de la próstata en hombres de 50 años de edad y más.

 

Durante el examen digital del recto, el médico inserta un digital como prueba de detección de cáncer de la próstata en hombres que no tienen síntomas de la enfermedad. Por lo tanto, si un médico siente que la próstata no está normal durante un examen físico, recomendará la determinación del antígeno prostático en sangre.

 

También se realiza la prueba como seguimiento de la evolución del cáncer de próstata en pacientes después del tratamiento, para ver si el cáncer ha reaparecido (recurrencia).

 

Un nivel elevado de PSA en un paciente con una historia de cáncer de próstata no significa siempre que el cáncer ha regresado. El paciente deberá discutir el resultado con su médico.

 

El médico puede recomendar que se repita el análisis de PSA o que se lleven a cabo otros análisis para verificar la evidencia de la recurrencia.

 

Es importante indicar que un hombre que recibe terapia hormonal para cáncer de próstata puede tener una lectura baja de PSA durante el tratamiento o inmediatamente después de este.

 

El nivel bajo puede no ser una medida verdadera de la actividad del PSA en el cuerpo del paciente. Los pacientes que reciben terapia hormonal deberán hablar con su médico, quien puede aconsejarles que esperen unos pocos meses después del tratamiento hormonal antes de hacerse el análisis de PSA.

Valores normales

 

Aunque los niveles de PSA por sí solos no ofrecen información suficiente para que los médicos puedan distinguir entre las condiciones benignas de la próstata y el cáncer, el médico tomará en cuenta el resultado de este análisis para decidir si debe investigar más signos de cáncer de la próstata.

 

Este examen sólo permite la sospecha de una condición que afecta la próstata, para el diagnóstico definitivo de cáncer se debe realizar una biopsia.

 

Siempre hable con su médico acerca de los resultados del examen del PSA.

 

Su médico realizará una historia clínica que incluye los resultados del examen del antígeno prostático, la edad, raza, medicamentos que esté tomando y muchos otros factores para decidir si éste es normal y si necesita hacerse más exámenes.

 

Los hombres mayores por lo general tienen niveles de PSA ligeramente más altos que los hombres más jóvenes.

 

El nivel del PSA que se considera normal en el hombre promedio va de 0 a 4 nanogramos por mililitro (ng/ml). Un nivel de PSA de 4 a 10 ng/ml es considerado ligeramente elevado; los niveles entre 10 y 20 ng/ml se consideran moderadamente elevados; y cualquier nivel arriba de eso se considera altamente elevado. Sin embargo, también se debe considerar la edad ya que esta concentración puede variar.

 

Los intervalos normales por grupo de edad comúnmente usados abarcan:

  • Hombres menores de 50 años: nivel de PSA menor a 2.5
  • Hombres de 50 a 59 años: nivel de PSA menor a 3.5
  • Hombres de 60 a 69 años: nivel de PSA menor a 4.5
  • Hombres mayores de 70 años: nivel de PSA menor a 6.5

 

Los intervalos de los valores normales pueden variar ligeramente entre diferentes laboratorios. Hable con el médico acerca del significado de los resultados específicos de su examen.

 

En cuanto más elevado está el nivel de PSA en un hombre, más posibilidades hay de que esté presente el cáncer. Pero, ya que varios factores pueden causar que fluctúen los niveles de PSA, un resultado anormal de PSA no indica necesariamente que haya necesidad de hacer otros análisis de diagnóstico.

Significado de los resultados anormales

 

Un nivel elevado de PSA sólo identifica a pacientes que estén en mayor riesgo de desarrollar cáncer de próstata.

 

Como pauta general, los siguientes resultados indican una necesidad de control y pruebas posteriores:

  • Un PSA de 4 ng/mL para la mayoría de los hombres
  • Para los hombres menores de 49 años, niveles por encima de 2.5 ng/mL
  • Para los hombres de 50 a 59 años, niveles por encima de 3.5 ng/mL
  • Para los hombres de 60 a 69 años, niveles por encima de 4.5 ng/mL
  • Una elevación significativa de un año al siguiente también puede indicar un riesgo más alto de tener cáncer de próstata
  • Los afroamericanos y asiáticos americanos pueden necesitar pruebas de control si tienen niveles de PSA más bajos
  • Un PSA que cambia rápidamente, incluso dentro del rango normal, aumenta la probabilidad de cáncer

 

Tenga presente que, aunque la prueba para el PSA es una herramienta importante para detectar el cáncer de próstata, no es infalible. Su médico también debe considerar otros factores además del cáncer que pueden causar valores de PSA más altos:

  • Hombres con una próstata más grande
  • Hombres que eyacularon en las 48 horas antes hacerse el examen de sangre
  • Infección de la próstata (prostatitis)
  • Infección urinaria
  • Exámenes recientes en la vejiga (cistoscopía) o próstata (biopsia)
  • Sonda vesical recientemente puesta en la vejiga para drenar orina

 

Otros factores que el médico considerará al decidir el próximo paso:

  • Su edad (más del 96% de los casos de cáncer de la próstata ocurren en hombres de 55 años o más)
  • Si usted tuvo un examen de PSA en el pasado y cuánto y cuán rápido sus niveles de PSA han cambiado
  • Si su médico encuentra un tumor en la próstata durante su examen
  • Otros síntomas que usted pueda tener
  • Otros factores de riesgo que predisponen al cáncer de próstata, tales como la raza y los antecedentes familiares

 

Las personas en mayor riesgo posiblemente necesiten hacerse más exámenes.

 

Las medidas que su médico puede tomar abarcan:

  • Repetir la prueba de su PSA, con mayor frecuencia en algún momento dentro de los siguientes tres meses
  • Tomar una biopsia de la próstata, de manera que las muestras puedan verse bajo un microscopio
  • Hacer un examen de control llamado PSA libre. Cuanto más bajo sea el nivel de este examen, mayor será la probabilidad de que el cáncer de próstata esté presente.

 

Es conveniente recordar que para alguien que haya sido tratado por cáncer de próstata, el nivel de PSA puede mostrar si un tratamiento está funcionando o si el cáncer ha reaparecido. Con frecuencia, los niveles de PSA empezarán a elevarse antes de que haya cualquier síntoma, algunas veces con antelación de meses o años.

Limitaciones de los análisis de PSA

 

Aun cuando los análisis de PSA pueden detectar pequeños tumores, el hecho de encontrar un tumor pequeño no reduce necesariamente la posibilidad de que el paciente muera por cáncer de próstata.

 

Los análisis de PSA pueden identificar tumores que crecen con mucha lentitud y que tienen poca probabilidad de amenazar la vida de un hombre.

 

Análisis falsos positivos

 

Los resultados falsos positivos de un análisis ocurren cuando el nivel de PSA es elevado, pero no hay cáncer presente. Los resultados falsos positivos podrían llevar a otros procedimientos médicos adicionales, con gastos monetarios importantes y ansiedad para el paciente y su familia.

 

La mayoría de los hombres que tienen un análisis elevado de PSA resultan que no tienen cáncer.

 

Los falsos positivos ocurren principalmente en hombres de 50 años de edad o más. En este grupo de edad, 15 de cada 100 hombres tendrán niveles elevados de PSA (más de 4 ng/ml). De estos 15 hombres, 12 serán falsos positivos y sólo tres resultarán con cáncer.

 

Análisis falsos negativos

 

Los resultados falsos negativos de análisis ocurren cuando el nivel de PSA está en el rango normal aun cuando haya presente cáncer de próstata.

 

La mayoría de los cánceres de la próstata son de crecimiento lento y pueden existir por décadas antes de que tengan un tamaño suficiente para causar síntomas.

 

Análisis subsiguientes de PSA pueden indicar un problema antes de que la enfermedad avance en forma significativa.

Riesgos de la prueba de sangre

 

Las venas y las arterias varían de tamaño en cada paciente y de un lado del cuerpo a otro, razón por la cual obtener una muestra de sangre de algunas personas puede resultar más difícil.

 

Otros riesgos poco frecuentes asociados con la extracción de sangre pueden ser:

  • Sangrado excesivo
  • Desmayo o sensación de mareo
  • Hematoma (acumulación de sangre debajo de la piel)
  • Infección (un riesgo leve cada vez que se presenta ruptura de la piel)

Consideraciones y recomendaciones

 

La medición de los niveles de PSA puede aumentar la probabilidad de encontrar cáncer de próstata cuando esté muy incipiente.

 

Sin embargo, el valor de la prueba de detección del PSA para el cáncer de próstata es polémico.

 

No hay una sola respuesta que se ajuste a todos los hombres. Antes de hacerse el examen, es mejor discutir con su médico tanto las razones para hacerse un examen de PSA, como las razones para no hacerlo.

 

Algunas preguntas que usted puede hacerle al médico cuando hable del examen del PSA abarcan:

  • ¿Qué significa un examen de PSA anormal? ¿Significa que usted tiene cáncer?
  • ¿Si el examen de PSA es anormal, qué otros exámenes se necesitarán? ¿Necesitará una biopsia?
  • ¿Cuáles son sus factores de riesgo para el cáncer de próstata? ¿Cambia eso si usted debe hacerse un examen del PSA? ¿Cuál es la mejor edad para empezar a hacerse un examen del PSA?
  • ¿Cuáles son los beneficios y riesgos de encontrar cáncer de próstata cuando está muy incipiente?

 

Si un hombre opta por hacerse las pruebas, el PSA se realiza con mayor frecuencia cada año para examinar a:

  • Hombres de 40 a 75 años
  • Hombres con antecedentes familiares de cáncer de próstata (especialmente un hermano o padre) y hombres afroamericanos, quienes deben pensar en comenzar alrededor de la edad de 40 a 45 años. Esto se debe a que ellos tienen una probabilidad más alta de padecer cáncer de próstata.

 

La prueba del PSA no se recomienda para examinar a hombres mayores de 75 años.

 

Las recomendaciones de los médicos en cuanto a los exámenes de detección varían. Algunos recomiendan los exámenes anuales de detección.

Fuentes

 

Tierney Lawrence, Stephen J McPhee and Maxime A. Papadakis. Diagnostico clínico y tratamiento. 14ª ed. Editorial Manual Moderno, 2005.
National Cancer Institute redistributed by University of Bonn, Medical Center 

Recibe las noticias más relevantes directo a tu correo electrónico del tema: antígeno prostático específico