Amebiasis

Amebiasis

Es la condición de portar el parasito Entamoeba hystolítica con o sin manifestaciones clínicas.

 

La amibiasis es una enfermedad intestinal que se transmite por contaminación del agua o de los alimentos con materia fecal, o también de persona a persona.

 

La amibiasis, como la mayoría de las enfermedades parasitarias, es más frecuente en los países en desarrollo donde el control sanitario es deficiente.

Causas (Factores de riesgo y mecanismo de transmisión)

 

La transmisión directa se produce a través de contacto con heces infectadas. La Entamoeba Hystolytica se puede presentar en dos formas: como parásito inactivo (quiste)o como parásito activo (trofozoito).

 

El trofozoito vive en el intestino y se alimenta de bacterias o de la pared del intestino. Al comenzar una infección, los trofozoitos son expulsados del cuerpo a través de evacuaciones diarréicas. Debido a que son poco resistentes, mueren cuando se encuentran fuera del cuerpo.

 

Si el enfermo no presenta diarrea, suelen convertirse en quistes antes de abandonar el intestino. Los quistes son muy resistentes e infecciosos, pueden diseminarse tanto directamente de persona a persona como indirectamente, a través de los alimentos o el agua.

 

La transmisión indirecta de los quistes es más frecuente en lugares donde no existe un adecuado control sanitario. Cuando se utiliza abono contaminado para fertilizar la tierra, o si se riega con agua sucia, es casi seguro que las frutas y verduras que ahí crezcan resultarán contaminadas.

 

Los alimentos también pueden contaminarse si son manipulados con poca higiene o por una persona infectada.

 

Otros factores de riesgo son:

  1. Alcoholismo
  2. Cáncer
  3. Desnutrición
  4. Edad avanzada o temprana
  5. Embarazo
  6. Viaje reciente a una región tropical
  7. Uso de corticoesteroides para inhibir el sistema inmunitario

Manifestaciones clínicas (signos y sintomas)

 

No todas las personas que están infestadas con Entamoeba Hystolítica presentan síntomas. En ocasiones, los síntomas son tan leves que pasan desapercibidos.

 

Los más comunes son:

  1. Diarrea y estreñimiento intermitentes
  2. Dolor abdominal
  3. Cólicos o retortijones
  4. Distensión abdominal
  5. Evacuaciones con moco y sangre
  6. Sensación de cansancio
  7. Fiebre
  8. Falta de apetito
  9. Pérdida de peso

 

Sin embargo, la infestación por Entamoeba Hystolítica puede causar manifestaciones clínicas como:

 

Colitis Amebiana

 

La presentación más común de la colitis amebiana es la aparición gradual de diarrea con sangre, dolor abdominal y dolor a la palpación que abarcan varias semanas de duración. En los niños puede ocurrir un sangrado rectal sin diarrea.

 

Sólo aproximadamente el 10-30% de los pacientes con colitis amebiana desarrollan fiebre. Puede presentarse pérdida de peso y anorexia.

 

La colitis fulminante o necrosante se manifiesta como diarrea severa con sangre y dolor abdominal generalizado con signos de peritonitis y fiebre. Los factores predisponentes para la colitis fulminante incluyen una mala nutrición, el embarazo, uso de corticosteroides y la edad joven.

 

El absceso hepático amebiano

 

La presentación más típica de absceso hepático amebiano es la fiebre, dolor en hipocondrio derecho (costado derecho del abdomen) y disminución de la sensibilidad de 10 o menos días de duración.

 

A diferencia de la colitis amebiana, el absceso hepático amebiano se asocia con fiebre en el 85-90% de los casos. Una presentación más subaguda puede verse con una pérdida de peso concomitante y anorexia.

 

Puede presentarse tos y la ictericia es inusual. Los signos y síntomas agudos en el abdomen deben orientar a una rotura intraperitoneal.

 

Del 60 a 70% de los pacientes con absceso hepático amebiano no tienen colitis concomitante, a pesar de contar con el antecedente de haber cursado con disentería en el año anterior.

 

Este tipo de condición patológica puede manifestarse después de viajar a una zona endémica. Es común que los pacientes tengan una historia de abuso de alcohol.

 

Amebiasis pleuropulmonar

 

Es una complicación rara, pero grave del absceso hepático amebiano. Se presenta con tos, dolor torácico pleurítico y dificultad respiratoria, que sugieren una ruptura a través del diafragma.

 

Amebiasis cerebral

 

Ocurre en el 0,6% de los casos de absceso hepático amebiano.Se manifiesta de manera brusca y se acompaña de náuseas, vómitos, dolor de cabeza y cambio del estado mental; por lo tanto, con estos síntomas se debe investigarunaafectación del Sistema Nervios Central (SNC).

 

La progresión puede ser muy rápida.

 

Otra posible complicación de este tipo de parasitosis es la deshidratación, principalmente en los niños, provocada por la diarrea.

Diagnóstico (Pruebas y examenes)

 

El reconocimiento de la amibiasis se realiza a través de exámenes de laboratorio de las heces de la persona enferma (examen coproparasitoscópico).

Tratamiento

 

El tratamiento de esta parasitosis se ha simplificado mucho en los últimos años gracias a la llegada de varios medicamentos que, ingeridos vía oral, eliminan los parásitos del intestino en cuestión de días.

 

Sólo el médico, basándose en los resultados de laboratorio, puede prescribirlos.

 

Aunque la amibiasis en sí no resulta peligrosa, es importante tratarla, ya que los parásitos pueden diseminarse, invadiendo otros órganos y formando abscesos como los descritos en el apartado de manifestaciones clínicas.

Prevención

 

La higiene es la principal forma de prevenir la amebiasis.

 

En el hogar, la persona que prepara los alimentos debe lavarse las manos antes de manipularlos y después de ir al baño; lavar y desinfectar los alimentos que se comen crudos, como verduras y frutas; utilizar agua purificada, ya sea a través de un filtro o hirviéndola.

 

Si por su tipo de actividad se ve obligado a consumir alimentos fuera de casa, sea selectivo con el lugar y con el tipo de alimentos que escoge.

Fuentes

 

Organización Mundial de la Salud. Serie de informes técnicos No421 Amebiasis Informe de un comité de expertos de la OMS Ginebra 1969.
Stanley SL Jr. Amoebiasis. Lancet. Mar 22 2003;361(9362):1025-34.
Haque R, Mondal D, Duggal P, et al. Entamoeba histolytica infection in children and protection from subsequent amebiasis. Infect Immun. Feb 2006;74(2):904-9.
Hospitales Angeles

Recibe las noticias más relevantes directo a tu correo electrónico del tema: amibiasis