¿Por qué postergamos las cosas?

¿Por qué postergamos las cosas?

Bloque que muestra la firma del editor.

Mejor para mañana, hoy no puedo y, ¿si lo dejamos para después? Cuántas veces te has escuchado a ti mismo decir estas frases, ya sea para eludir un compromiso social, trabajo pendiente en la oficina o simplemente para no abordar una dificultad emocional. La postergación  o  procrastinación es un problema psicológico que afecta a un gran porcentaje de la población mexicana, situación que se ve reflejada en acciones tan simples como hacer ejercicio o ponerse a dieta.

 

Se le denomina procrastinación a la tendencia sistemática de dilatar o posponer tareas, que muy bien, se pueden realizar al instante por otras que son irrelevantes pero transitoriamente más placenteras.

Un estudio realizado por la Universidad de Konstanza en Alemania, señala que las actividades que poseen algún tipo de ambigüedad  o abstracción generan en el individuo la necesidad de postergación, algo muy diferente cuando la tarea es concreta.

 

 

Sin embargo, existen otras causas que detonan este problema psicológico y Salud180.com te dice cuales son:

 

1. Falta de confianza en ti mismo.  La duda, inseguridad y miedos son factores que interfieren en el momento de realizar una acción. A nadie le gusta fracasar, por lo tanto, ¿para qué realizar algo que lo provoque? 

 

2.  Depresión. Éste es un estado de ánimo que altera la manera en la que se perciben las cosas. Esta enfermedad se caracteriza por un letargo y falta de interés por parte de la persona, situación que la lleva a dejas para después las cosas.

 

3. Perfeccionismo. Un especialista de la Universidad de Calgary, Piers Steel, considera que lo que hay de tras de la procrastinación es un exceso de perfeccionismo. Es decir, que las tareas que queremos que se lleven a  cabo mejor y las que más importancia se les otorgan son las que más frecuentemente dejamos para luego.

Enfrentar una tarea complicada o compleja no es fácil, pero si no se hace las pérdidas a largo o corto plazo pueden ser más difíciles de resolver, ejemplo, un despido o el fin de una relación amorosa. 

 

Este problema psicológico puede contrarrestarse con pequeñas acciones: analiza cuáles son tus necesidades,  proponte tiempos, cambia de ambiente (evita las distracciones), controla tu miedo y, siempre, trata de mantener en mente tus objetivos.

 

Cambia tus hábitos y no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy.

 

 

 

Síguenos en @Salud180 y Salud180 en Facebook

 

¿Quieres recibir más información de tu interés? Regístrate con nosotros.

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre Depresión?
Únete a Salud180 y al servicio de Alertas para recibir las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red