Cuida y protege tu hígado de la hepatitis

Cuida y protege tu hígado de la hepatitis

Cuida y protege tu hígado de la hepatitis

Bloque que muestra la firma del editor.

Poco se habla de la importancia del hígado y pese a que es un órgano que ocupa un espacio muy pequeño en nuestro cuerpo, es de vital importancia. Al consumir elementos tóxicos, lo dañamos a tal grado que nos puede provocar la muerte.



Esto puede ocasionar severos problemas como la hepatitis, que es la inflamación del hígado y que de no tratarse a tiempo puede provocar la destrucción de las células hepáticas. Por ello, aquí te decimos las causas y tratamiento para revertir esta enfermedad.



Causas de la hepatitis



Los detonantes para que se genere esta enfermedad pueden ser de origen infeccioso (viral o bacteriana); inmunológica, provocada por anticuerpos o tóxica que se desencadena por consumir alcohol, veneno o medicinas y la hepatitis que es provocada por una infección de trasmisión sexual.



La enfermedad hepática también puede ser causada por trastornos hereditarios, como la fibrosis quística y la enfermedad de Wilson, una afección que consiste en tener demasiado cobre en el cuerpo (el exceso de éste se deposita en el hígado).



Gama de hepatitis



Existen varios tipos de Hepatitis; los más frecuentes son los tipo A, B y C. ¡Conócelos!



1.- Hepatitis A: Se trasmite por falta de higiene en el hogar o por consumir alimentos contaminados o que no se lavaron adecuadamente como las verduras y frutas.



2.- Hepatitis B: Es uno de los tipos más grave. Se ocasiona por un virus que se transmite por la sangre o por vía sexual desde un enfermo con hepatitis activa o de un portador sano del virus de la hepatitis B.



Es este caso, puede causar una infección aguda o crónica y así persistir en la sangre, causando cirrosis del hígado, cáncer, insuficiencia renal o incluso la muerte.



3.- Hepatitis C: Se trasmite a través del contacto con la sangre de una persona infectada (en etapa de actividad o portación del virus) y también es causa de hepatitis crónica, cirrosis, cáncer de hígado, insuficiencia hepática y muerte.

 

Factores de riesgo



La gravedad de la hepatitis depende de muchos factores, incluyendo la causa del daño hepático. Los riesgos más comúnes para que se desencadenen esta enfermedad son:



1.- Usar drogas intravenosas.



2.- Abuso de paracetamol. El abuso de antinflamatorios puedo dañar el hígado.



3.- Tener varias parejas sexuales y relaciones sin protección.

4.- Consumir alimentos contaminados.



5.- Vivir en asilos de ancianos o centros de rehabilitación.



6.- Tomar alcohol en exceso.



7.- Ser receptor de un trasplante de órgano.



8.- Haber recibido un transfusión de sangre antes de 1990, debido a que en esa época el examen de hepatitis C no era obligatorio.



9.- Ser recién nacido de una madre con hepatitis B o C, debido a que puede trasmitirse durante el parto.



10.- Ser trabajador de salud (odontólogo, cirujano) por el contacto con la sangre.



11.- Hacerse un tatuaje.



Más vale prevenir...



Los tratamientos para revertir o controlar la enfermedad, dependen del padecimiento y del progreso de éste. Empero, existen diversas alternativas que te pueden ayudar para prevenir esta enfermedad.



1.- Vacunarte contra la Hepatitis A y C.



2.- Inyección de inmunoglobulina; esta puede prevenir una infección, incluso sirve después de haber estado expuesto a un factor de riesgo.



3.- Lavarte las manos antes y después de ir al baño.



4.- Evita compartir platos, utensilios o baños con alguien que tiene Hepatitis A.



5.- No compartas rastrillos, agujas o cepillos de dientes con nadie.

Aclaracion:

El contenido mostrado es responsabilidad del autor y refleja su punto de vista, mas no la ideología de Salud180.com

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red
 

Below Article Thumbnails Taboola