Aprende a sanar ampollas

Aprende a sanar ampollas

Aprende a sanar ampollas.

Bloque que muestra la firma del editor.

Una ampolla se forma cuando la capa externa de la piel se separa de la inferior. Las ampollas en los pies se producen como resultado de la fricción constante, ya sea de los zapatos o superficies duras en contacto con la piel.


Estas aparecen en las manos de los alpinistas y escaladores, ciclistas de montaña y cuando se practica el kayak.
También se puede formar por la suciedad de las piedras o tierra que se pegan a la piel.

 

La sensación es a menudo irritante, incómoda y dolorosa. Aunque la mayoría de los casos no requieren tratamiento de emergencia, debe tratarse adecuadamente con primeros auxilios.

 

Este verano, con todos sus planes y actividades de verano, es útil tener los conocimientos adecuados sobre primeros auxilios para las ampollas.

 

Ponlo en práctica

 

1. Lava el área afectada con las manos limpias; use jabón y agua tibia.


2. Limpie la ampolla con alcohol o yodo.


3. ¿Reventarla o no? La cuestión siempre ha sido polémica, aunque es recomendable hacerlo, sólo asegúrate de limpiarla correctamente y dejar la piel intacta, ya que ésta actúa como una protección a la capa de la piel debajo de ella.


4. Usando una aguja estéril, pincha la ampolla suavemente; deja que escurra el líquido acumulado.


5. Limpie la ampolla por segunda vez frotándola con un ungüento antibiótico.

6. Cubre la ampolla con una venda o gasa.


7. Limpia periódicamente la ampolla hasta que sane completamente.


8. Una vez que la piel se haya secado, deja que se caiga de manera natural.

 

 

Formación de ampollas

 

Para evitar que estas aparezcan o que se vuelvan a generar, puedes seguir sencillas, pero efectivas recomendaciones:

 

1. Usa el tamaño de zapato adecuado.

 

2. Mantén tus pies secos.


3. Protege la zona propensa a la ampolla de los pies.

 

4. Usa guantes cuando trabajes con herramientas o realices actividades al aire libre, como ciclismo de montaña y kayak para reducir la fricción de tus manos.


5. Los pies se hinchan durante el día, así que lo mejor para ir de compras es usar zapatos cómodos.


6. Usa calcetines deportivos especiales con acolchado adicional en áreas críticas para reducir el riesgo de tener ampollas.

 

Si las molestias persisten, lo mejor es acudir con un especialista que valore el daño en tu piel y te brinde un tratamiento a seguir.

 

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre Ciclismo?
Únete a Salud180 y al servicio de Alertas para recibir las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red