Aprende a distinguir las grasas buenas de las grasas malas

Aprende a distinguir las grasas buenas de las grasas malas

Aguacate.jpg

Bloque que muestra la firma del editor.

Todos hemos oído hablar de que demasiada grasa en nuestra dieta es mala para nuestra salud. Sin embargo, no todas las grasas son malas. De hecho, hay grasa que es realmente buena para nosotros y es requerida por nuestro cuerpo para su correcto funcionamiento. Algunas de las funciones que la grasa tiene en nuestro cuerpo incluyen:

 

  1. Ayuda a nuestro cuerpo a producir hormonas
  2. Aisla y protege nuestro cuerpo y los órganos internos
  3. Mantiene la piel y el cabello sano
  4. Regula la presión arterial
  5. Ayuda a mejorar la función cerebral, especialmente en los niños
  6. Nos proporciona energía
  7. Reduce los niveles del colesterol malo
  8. Alivia los síntomas del síndrome premenstrual y la menopausia
  9. Reduce los riesgos contra enfermedades cardiacas y otros tipos de cáncer
  10. Ayuda para el transporte de algunas vitaminas a través de nuestro torrente sanguíneo

 

Si comprendemos la diferencia entre las grasas buenas y las malas, podremos saber si el contenido de cada una de éstas en los alimentos será benéfico o perjudicial para nuestro organismo.

 

 

 

Las grasas poliinsaturadas

 

Las grasas poliinsaturadas son rica fuente de vitamina E; ayuda a bajar los niveles de colesterol malo, aliviar los síntomas del síndrome premenstrual y ayuda en la coordinación motora. Las grasas poliinsaturadas se encuentran en el aceite de girasol, aceite de cártamo, semillas de calabaza, almendras, anacardos y semillas de sésamo.

 

Las grasas monoinsaturadas

 

Al igual que las grasas poliinsaturadas, se piensa que las monoinsaturadas también ayudan en la reducción de los niveles del colesterol malo. Además, una dieta rica en grasas monoinsaturadas ha sido asociada con un menor riesgo de cáncer y mayor longevidad. Algunos alimentos que son ricos en grasas monoinsaturados son: aceite de oliva, aceite de Angola, aceite de sésamo, aguacates, nueces de macadamia y carne magra.

 

 

Las grasas saturadas

 

Una dieta alta en grasas saturadas se han demostrado que puede aumentar los niveles del colesterol malo y aumentar el riesgo de enfermedades del corazón, el cáncer y la obesidad. Estas grasas se encuentran en grandes cantidades en alimentos como: queso, manteca, dulces, chocolates, tartas, pasteles, galletas y carne.

 

Grasas Trans

 

Son tan malo como las grasas saturadas para nuestra salud, o incluso peor. Las grasas trans no son más que  grasas saturadas modificadas químicamente en el proceso de fabricación de alimentos. Y no sólo aumentan los niveles del colesterol malo en la cuerpo, sino también reducir los niveles de colesterol bueno también.

 

 

También hay un vínculo entre las grasas trans y las diversas formas de cáncer y enfermedades del corazón. A veces aparece en la etiquetas de los alimentos, sin embargo es en su mayoría se encuentran en la margarina, las galletas, pasteles, budines, comidas fritas, barras de chocolate y en muchas comidas rápidas.

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre Colesterol?
Únete a Salud180 y al servicio de Alertas para recibir las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red