7 razones para no perforarse la lengua

7 razones para no perforarse la lengua

Uno de los riesgos de perforarse la lengua es la fractura dentaria. Cortesía: Getty

Bloque que muestra la firma del editor.

Simplemente por moda, rebeldía, para pertenecer a un grupo social o como una forma de decorar su cuerpo, numerosos adolescentes y jóvenes deciden llevar un piercing. Esto a pesar de que 78% de ellos conocen los riesgos de perforarse la lengua.

 

La excesiva preocupación por la estética ha hecho que muchos jóvenes lleven en la boca piercings. Esta moda provoca una multitud de daños a la salud bucodental”, advierte José Andrés Sobrino, profesor de Odontología de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC).

 

Fuente: Gabinete de Comunicación Estratégica

 

7 razones para evitarlo

 

Una encuesta de la URJC afirma que además de los daños inmediatos al perforarse la lengua, 96% de las personas han tenido fisuras y 48% lesiones periodontales, tanto si se lo colocan adentro o afuera de la boca.

 

Andrés Sobrino explica que los piercings no son inocuos y por desconocimiento podrían aparecer numerosas complicaciones y lesiones bucodentales. En este sentido, cita 7 razones para no perforarse la lengua.

 

1. Recesión gingival. La inflamación de las encías es una de las lesiones ocasionada por perforarse la lengua, incluso puede ocasionar pérdida de los dientes.

2. Fractura dentaria. El contacto con el piercing llega a fracturar los dientes y las coronas. Esto porque es común jugar con él dentro de la boca.

3. Espacios interdentales. Cuando se mete el piercing entre las dos cúspides del premolar y se muerde, el diente se va abriendo creando espacios interdentales.

4. Acumulación de placa dental. Al acumularse la placa entre dientes y encías produce inflamación, infección de las encías, gingivitis y hasta una periodontitis que conlleva el riesgo de perder las piezas dentales.

5. Hemorragia. Es una complicación común al momento de realizarse la perforación. La lengua es un órgano con ramificaciones de arterias. La hemorragia sucede cuando se traspasa un vaso sanguíneo y en ciertos casos es difícil de controlar.

6. Pérdida del gusto. Debido a que la lengua regula el sentido del gusto, al hacer una perforación hay riesgo de lastimar un nervio y alterar la sensibilidad para saborear los alimentos.

7. Dolor. Es normal que exista dolor después de seis horas de haberse perforado la lengua, ya que los tejidos circundantes se inflaman. Este problema puede mantenerse tres o más días, incluso semanas. Hay casos en que la inflamación provoca dificultad para respirar.

 

Los resultados de la encuesta de la URJC muestran los riesgos más comunes:

 

  1. 72% sufre complicaciones después de la colocación del piercing
  2. 35% presenta inflamación
  3. 18% siente dolor
  4. 15% tiene dificultad para hablar y masticar
  5. 5% registra alteración del gusto
  6. 4% presenta sangrado
  7. 2% reporta aumento de salivación, infección y sensación de hormigueo
  8. 1% reacciona con alergias

 

De acuerdo con Andrés Sobrino, la lesión que más preocupa a los odontólogos es la periodontal. Esta se produce en 48% de los portadores de piercings.

 

La recomendación del especialista es no perforarse la lengua. Si desean colocarse un piercing lo conveniente es que se informen con un odontólogo sobre los efectos a corto y largo plazo, así como las posibles complicaciones que pueden sufrir.

 

Estas son algunas razones del por qué no es buena idea perforarse la legua, aunque sea visto como una moda o pertenencia social. Lo es recomendable es consultar a un especialista. ¡Goza de una buena salud bucal!

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red