5 formas de "romper" con un apego sentimental

5 formas de "romper" con un apego sentimental

Te decimos cómo romper con un apego sentimental. Cortesía: Photos.com

Bloque que muestra la firma del editor.

Si has notado que alguien o algo son indispensables en tu vida al grado que no podrías ser feliz es señal de que no estás preparada para la pérdida y que te cuesta romper con un apego sentimental.

 

El sicólogo Walter Riso, autor del libro Desapegarse sin anestesia, explica que el apego sentimental es un vínculo obsesivo por una persona, objeto o idea. Se basa en cuatro falsas creencias: que algo o alguien te va a hacer feliz, te va a dar seguridad, dará sentido a tu vida y que será permanente.

 

Rompe tus apegos

 

Hay apegos sentimentales que son aceptables socialmente, como el de un hijo hacia su mamá, pero cuando se corrompen viene la pérdida de la dignidad, respeto y libertad.

 

Pierdes tranquilidad porque una de las características del apego es el miedo a perder aquello que deseas y, por consecuencia, la alegría. Tu mente está tan metida en invertir recursos que pierde la posibilidad de disfrutar la vida con muchas otras cosas, afirma el especialista.

 

Para evitar que este sentimiento afecte tu bienestar porque hasta cierto punto es normal que sientas cariño excesivo hacia una persona u objeto, Salud180 enlista 5 formas de romper con un apego sentimental.

 

1. Identifica. Para desprenderse de un sentimiento es necesario entender que toda necesidad, física y afectiva, es potencialmente susceptible de convertirse en un apego.

 

Cuando no tienes control y sientes que te hace mucha falta; cuando la necesidad se convierte en algo imprescindible y no eres capaz de decir: si lo tengo bien, y si no, también, entonces es un foco rojo, afirma Walter Riso.

 

2. Cuida tus expresiones. Un apego puede iniciar con algo tan simple como lo que expresas. La frase “te necesito” refleja que aquella persona es indispensable y que en tu vida hay un vacío si él o ella. Lo ideal es sustituirla por un “te prefiero”, sugiere el sicólogo Riso.

 

3. Recapitula. Antes de dormirte, aparta cinco minutos para repasar los principales acontecimientos que viviste en el día y responde a las preguntas: ¿He hablado con serenidad y desapego? ¿He practicado el desapego cuando en momentos de desequilibrio emocional?

 

4. Pide ayuda. Desprenderse de cosas con un valor sentimental cuesta mucho trabajo. Si es tu caso y no sabes cómo lograrlo pide ayuda a un amigo, pero si piensas que no lo puedes manejar busca ayuda profesional, aconseja Kelley Harrell, en el artículo Supersize Chi: El costo espiritual del consumo excesivo.

 

5. Atención. Presta atención a otro objeto, es decir, sustituye el objeto de apego por otro. Al centrar tu atención en otras ideas o cosas eliminas tu energía sobre aquello que te ata e impide actuar libremente, explica Bhikkhu Nandisena, monje buddhista de la tradición Theravada birmana.

 

Es posible aprender a desprenderte de las cosas y personas, sobre todo si crees firmemente que este sentimiento no es más que una creencia que surge a partir de una necesidad. Y tu ¿por qué sientes apego?

 

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red