Las diferencias entre una pasión, un deseo y el placer

Las diferencias entre una pasión, un deseo y el placer

Las diferencias entre una pasión, un deseo y el placer. iStock

Bloque que muestra la firma del editor.

Cuántas veces decimos deseo tener mucho dinero, deseo bajar de peso, deseo una vida de ensueño…

 

¿Y cuántas de esas cosas se cumplen?

 

La diferencia es que quizá solo es un propósito y no un deseo y mucho menos una pasión.

 

En estos días que tenemos muy presentes nuestros propósitos para este año, debemos de identificar lo que realmente deseamos, lo que nos apasiona y los que sólo nos genera algún tipo de placer.

 

.

 

 

Los propósitos son pequeños deseos o anhelaciones inmediatas, como el estar delgado o tener un carro, cosas que se pueden conseguir en un lapso de tiempo, pero que no pasan de ser un deseo común. Son un llamado al cambio, a querer hacer o estar en algo diferente.

 

Una pasión tiene diferentes elementos, es un potente deseo interior que llega con mucho más fuerza, no es algo que se consigue todos los días.

 

Y el placer es una sensación que te llena de satisfacción, te hace sentir pleno y en algunos casos eufórico. 

 

La vida está llena de cosas por desear, y pasiones por realizar, y al llevarlas a cabo te producen una sensación de placer.

 

No importa el momento de tu vida en el que te encuentres, siempre tiene que haber una pasión que te mueva, que te libere y que te motive a seguir con tu día a día.

 

Busca a alguien con quien compartir tus pasiones para que un día voltees hacia atrás y digas ¡valió la pena!

 

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre Placer?
Únete a Salud180 y al servicio de Alertas para recibir las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red