Vitaminas para mujeres embarazadas

Vitaminas para mujeres embarazadas

Comentarios
Conoce las vitaminas necesarias en la gestación
Por: Traducción: Norma Inés Rivera Última actualización: 29-12-2010

Bloque que muestra la firma del editor.

invent_pilar | Editora

El embarazo es una condición delicada, pero feliz para las mujeres. Durante este tiempo, es importante que tomen vitaminas para asegurarse que sus necesidades nutricionales y las de su hijo estén cubiertas.

 

El ácido fólico, también conocido como vitamina B9, es posiblemente la vitamina más importante para las embarazadas. Su consumo en cantidades adecuadas ayuda a prevenir que los bebés presenten defectos de nacimiento graves, específicamente en el cerebro y la médula espinal, que forman el tubo neural.

 

La espina bífida es el defecto más común del tubo neural, y se refiere a una columna sin cerrar. Los bebés diagnosticados con esta condición podrían terminar con retraso mental, parálisis u otras complicaciones graves.

 

La importancia del ácido fólico ha ocasionado que en Estados Unidos, las mujeres en edad fértil tomen una ingesta diaria de 400 mg. de ácido fólico y obliguen a los fabricantes de productos de harina a adicionar sus productos con ácido fólico extra.

 

Las verduras de hojas verdes, frutas cítricas, frijoles y nueces son reconocidas como excelentes fuentes naturales de ácido fólico. Las vitaminas prenatales a menudo también contienen ácido fólico.

 

La vitamina D y el calcio

Un bebé dentro del útero utiliza el calcio materno para formar sus propios huesos. Debido a esto, las mujeres embarazadas deben aumentar su ingesta de calcio para reducir la pérdida ósea. Los alimentos ricos en calcio están conformados por: verduras de hojas verdes, pan y leche de soya.

 

Además de mejorar los huesos maternos, los dientes y las encías de su bebé, la vitamina D ayuda al cuerpo a absorber el calcio. Y ésta, se encuentra en el pescado, la leche y el disfrutar de un par de horas de luz solar diariamente.

 

La vitamina C y hierro

El hierro es un mineral que mejora la circulación sanguínea y el flujo de oxígeno en el cuerpo de la madre y el niño. Una ingesta suficiente de hierro también reduce las probabilidades de un parto prematuro y de que el bebé tenga bajo peso al nacer, previene la anemia y mejorar la producción de hemoglobina. El hierro lo puedes encontrar en las espinacas, los cereales fortificados, la carne de res y de cerdo, los frijoles y las frutas.

 

La vitamina C, ayuda a las mujeres embarazadas, a tomar el hierro que necesitan de los alimentos. Además de eso, la vitamina C o ácido ascórbico es también un antioxidante y por lo tanto, las protege de los efectos nocivos de las toxinas.

 

Para complementar el plan personalizado de ingesta vitamínica en el embarazo es necesario acudir al médico tratante y seguir sus indicaciones.
 

¿QUÉ OPINAS?
comentarios