Mamá y papá por primera vez

Mamá y papá por primera vez

El apoyo de la pareja es fundamental en el embarazo
Por: Lau Martínez Última actualización: 29-07-2010

Bloque que muestra la firma del editor.

Lau Martínez | Colaboradora

Estudió periodismo y comunicación en la UNAM. Desde hace 6 años vive en Madrid y colabora como corresponsal en Salud180.com. Siguel@ en:

Cuando las parejas esperan un bebé por primera vez, experimentan una serie de cambios físicos y emocionales para los que tienen que estar preparados. Desde el punto de vista psicológico, los futuros mamá y papá compartirán un torbellino de nuevas inquietudes. Juntos, al compartir esta experiencia única, podrán sortear esos cambios, al mismo tiempo que tendrán la oportunidad de mejorar su relación y ayudarse mutuamente para poder afrontar la paternidad/ maternidad de la mejor manera posible.

El embarazo es de dos

Además de su ayuda y apoyo físico, su pareja le agradecerá que la anime emocionalmente durante este crucial momento. Al mismo tiempo, usted también necesitará de su aliento ya que el sólo hecho de pensar en convertirse en papá también podría llegar a ser abrumador. Para ayudarse mutuamente, traten de poner en práctica estos útiles consejos:

 

  • Realicen planes para el bebé. Suena obvio, pero desafortunadamente muchas parejas dan este paso por sentado cuando se embarcan en la paternidad por primera vez. Asegúrense de hablar sobre cosas tales como: dónde dormirá el bebé, cómo planearán sus finanzas para afrontar la llegada de un nuevo miembro a la familia y sus expectativas en lo relacionado a estilos de paternidad y crianza de los hijos. El hecho de conversar sobre estas cuestiones durante las primeras etapas del embarazo podría ayudar a evitar malos entendidos en el futuro.

Más consejos

  • Ayude a su pareja. A pesar de que usted puede estar acostumbrado a seguir cierta rutina diaria, sepa que su pareja necesitará ayuda extra durante el transcurso del embarazo. Esto incluirá ayudar con las tareas del hogar, la preparación de la comida y el cuidado de los otros hijos (si este fuera su caso). Además de estas tareas cotidianas, debe asegurarse de invitar a su pareja a darse un gusto de vez en cuando: disfrutar de un masaje, llevarla de compras, o disfrutar de una salida con amigos.

 

  • Seleccione sus batallas sabiamente. El embarazo puede transformarse en una experiencia estresante para todo el que esté involucrado en el mismo, pero especialmente para su pareja embarazada. Sin lugar a dudas, ella estará experimentando drásticos cambios hormonales que podrían alterar su estado de ánimo y/o su comportamiento. En lugar de atacarla, sea paciente y apóyela; trate de no dejarse tentar por participar en peleas sin sentido que podrían abrigar futuros resentimientos. En lugar de ello, sea abierto y honesto con su pareja; abrir sus canales de comunicación animará a su pareja a compartir su experiencia, y los ayudará a ambos a estar más atentos a los sentimientos y a las emociones mutuas.

¿Qué piensas?, Comparte tu opinión