Infancia, edad ideal para aprender un idioma

Infancia, edad ideal para aprender un idioma

Especialistas aseguran que la enseñanza del segundo idioma debe de comenzar a una edad muy temprana, así el niño lo interioriza de forma natural/ Fuente: Getty Images

Bloque que muestra la firma del editor.

Especialistas aseguran que la enseñanza del segundo idioma debe de comenzar a una edad muy temprana, así el niño lo interioriza de forma natural.

 

En sus primeros años de vida, el cerebro de tu hijo es como una esponja. Por eso los expertos en el lenguaje recomiendan que los niños empiecen cuanto antes a aprender otros idiomas.

 

El bilingüismo no sólo mejora la atención, sino que sirve de entrenamiento mental y ayuda a ejercitar la memoria de los pequeños.

 

Es durante los cuatro primeros años de vida  cuando se generan más conexiones neuronales, es decir, se forma el cerebro del niño, periodo perfecto para alimentarlo con información y con estímulos lingüísticos.

 

Cuando la madre habla a su hijo, el cerebro construye una arquitectura específica que se ajusta a los sonidos propios de esa lengua. De aquí la importancia de introducir los nuevos idiomas tan pronto.

 

Además, se ha demostrado que a un niño le cuesta lo mismo aprender una lengua que dos.

 

Cuando el pequeño adquiere el lenguaje, la información que recibe se integra en una misma zona del cerebro, algo que no ocurre con los adultos: nosotros necesitamos dos áreas neuronales distintas para aprender un nuevo idioma.

 

Como la lengua materna...

 

El proceso a la hora de empezar a dominar un segundo idioma ha de ser el mismo que se produce en el aprendizaje de la lengua materna; siguiendo cuatro fases:

 

1. Escuchar
2. Comprender
3. Hablar
4. Leer y escribir

 

El formato es claro: hay que reproducir el modelo de la primera lengua, pero con otro idioma.

 

En este sentido, todos los expertos coinciden en que enseñar sólo vocabulario es un gran error. “El niño debe  dominar las estructuras de la lengua. Si aprende a decir “Can I go?” (¿puedo ir?), con el tiempo podrá añadir cualquier lugar o acción a la frase: al baño, a jugar, a leer, a mi dormitorio, ya que estas estructuras son prácticamente ilimitadas.
 

Aclaracion:

El contenido mostrado es responsabilidad del autor y refleja su punto de vista, mas no la ideología de Salud180.com

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red