Esta es la razón por la que no debes comer placenta tras dar a luz

Esta es la razón por la que no debes comer placenta tras dar a luz

Esta es la razón por la que no debes comer placenta tras dar a luz/ Cortesía iStock

Bloque que muestra la firma del editor.

Pese a que se ha difundido la falsa idea de que ingerirla (placentofagia) luego del parto tiene beneficios como evitar la depresión post parto, frenar hemorragias y acelerar la recuperación, la placenta puede causar daños tanto en la madre como en el bebé…

 

 

Investigadores del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades, de Estados Unidos, afirman que la placenta puede contener bacterias, lo que aumenta el riesgo de contraer infecciones letales al comerla.

 

 

Hace unos meses se dio a conocer que una mujer del Estado de Oregón, Estados Unidos, tras dar a luz, mandó su placenta a una empresa, dedicada a deshidratarla para convertirla en pastillas, con el fin de tomarlas de dos a tres veces al día.

 

 

Lo que nunca imaginó fue que ésta estaba infectada por la bacteria estreptococo y, al ingerirla, se la transmitiría a su bebé recién nacido, a través de la lactancia, lo que puso en riesgo su vida.

 

 

Pese a que hay recetas, cuyo ingrediente principal es justamente la placenta y algunas famosas como Kim Kardashian promueven su consumo, no hay evidencias científicas respecto a sus supuestos efectos positivos en la salud.

 

En cambio, el caso anterior es una muestra de que su consumo puede ser mortal. 

 

 

Porque leíste esto...

 

 

Dolor de espalda, ¿señal de muerte prematura?

 

 

Licuado para mejorar tu función intestinal

 

 

Así afecta a tu salud una ruptura amorosa

 

 

Beber agua antes de comer adelgaza

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red