Embarazo en mujeres deportistas

Embarazo en mujeres deportistas

Si usted es una mujer atlética que desea embarazarse o ya lo está, tenga en mente la opinión de un experto. Se trata del doctor Thomas Reilly, Director del...
Ejercitarse moderadamente beneficia a mamá e hijo

Bloque que muestra la firma del editor.

invent_pilar | Editora

Si usted es una mujer atlética que desea embarazarse o ya lo está, tenga en mente la opinión de un experto. Se trata del doctor Thomas Reilly, Director del Instituto para la Investigación en Ciencias del Deporte y el Ejercicio de la Universidad John Moores de Liverpool (Inglaterra). Estudios realizados por el equipo del doctor Reilly confirman que el embarazo en sí no prohíbe la práctica deportiva y, en casi todos los casos, no existe problema para que las mujeres continúen con sus rutinas de entrenamiento durante la gestación. Es más, la evidencia se inclina en favor del ejercicio en embarazos no complicados, siendo beneficiarios tanto la madre como el bebé.



Una investigación en el Hospital de la Universidad de Liverpool, Londres, mostró que el ejercicio materno gradual durante el embarazo tiene un efecto favorable sobre el flujo sanguíneo del feto. Durante el estudio se monitorizó y midió dicho flujo mientras la madre se ejercitaba en una bicicleta estática en posición acostada. Los resultados preliminares indicaron que el ejercicio podría mejorar la circulación fetal más que el reposo en cama, lo que beneficiaría al feto. La conclusión de estas observaciones señaló que debería recomendarse el ejercicio en mujeres sanas con embarazos sin complicaciones. Sin embargo, indica el experto, claramente hay varias actividades que no son aconsejables, como también lo es evitar el ejercicio cuando hay mucho calor. Las corredoras que toman en serio el entrenamiento deberían reducirlo sólo si sienten molestias debido a alteraciones en la marcha, y por el peso corporal extra a ser movido contra la gravedad. Los signos de peligro incluyen dolor, hemorragias, ruptura de membranas, y ausencia de movimientos fetales.

 

 

  • Atletas y embarazo

De acuerdo con Reilly, ha habido casos de atletas de élite que han competido estando embarazadas y que, incluso, han llegado a ganar medallas en Juegos Olímpicos. Como ejemplo cita a la maratonista norteamericana Karen Cosgrove quien completó una maratón en 2 horas 46 minutos en su primer mes de embarazo; incluso, mantuvo una carga de entrenamiento de 100-130 kilómetros por semana hasta el noveno mes. Un día antes de dar a luz, Cosgrove realizó 60 minutos de ejercicio en bicicleta estática el día antes de dar a luz a su bebé de 3 kilos 350 gramos, lo que seguramente ayudó para que naciera sin complicaciones. Aunque cada caso es diferente, acota el experto, muchas mujeres vuelven a sus entrenamientos poco después del parto y cita a Mary Slaney, corredora norteamericana que retomó sus actividades dentro de la primera semana después del parto, y Liz McColgan, atleta de origen escocés, quien ganó una medalla en el Campeonato Mundial de Cross-Country a los cinco meses de haber dado a luz a su primera hija y cuatro meses después ganó el título mundial en pista en los 10 mil metros.



A pesar de las alteraciones obvias debido a los horarios de lactancia del bebé, o a los cambios en la alimentación e hidratación de la madre, existen numerosos ejemplos de mujeres atletas que retornan a la competición seria dentro de los 6 meses después del parto. Algunas, incluso, se transforman en mejores deportistas una vez que han formado a su familia, acota Reilly.

Recibe las noticias más relevantes directo a tu correo electrónico del tema: embarazo

imxsify block

Lo que pasa en la red
¿Qué piensas?, Comparte tu opinión