Síntomas de la gonorrea

Síntomas de la gonorrea

Comentarios
El uso correcto de preservativos de látex reduce enormemente, aunque no elimina, el riesgo de contraer y contagiar gonorrea.
Por: Laura Martínez Alarcón Última actualización: 15-10-2010

Bloque que muestra la firma del editor.

invent_mariana | Editora

La gonorrea es una enfermedad de transmisión sexual curable, causada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae. Cualquier persona con algún tipo de actividad sexual puede contraerla y la infección se puede diseminar por contacto con la boca, la vagina, el pene o el ano.

 

De acuerdo con los especialistas del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, entidad responsable del estudio de la gonorrea en Estados Unidos, la bacteria prolifera en áreas corporales húmedas y cálidas, incluyendo la uretra (conducto que transporta la orina fuera del cuerpo). En las mujeres, las bacterias se pueden encontrar en el tracto reproductor que incluye las trompas de Falopio, el útero y el cuello uterino. La Neisseria gonorrhoeae puede incluso expandirse a los ojos.

 

Síntomas de la gonorrea en hombres y mujeres

 

Los síntomas de la gonorrea generalmente aparecen de 2 a 5 días después de la infección, sin embargo, en los hombres pueden presentarse hasta un mes más tarde; algunas personas, particularmente las mujeres, no muestran síntomas. Por lo tanto, y dado que desconocen que han adquirido la enfermedad, no buscan tratamiento lo que aumenta el riesgo de complicaciones y de posible transmisión de la bacteria a otra persona.

 

Los síntomas en los hombres comprenden: dolor y ardor al orinar, aumento de la frecuencia o urgencia urinaria, secreción del pene (de color blanco, amarillo o verde), uretra roja o inflamada, testículos sensibles o inflamados, dolor de garganta (faringitis gonocócica). De no tratarse, puede producir epididimitis, una inflamación del epidídimo (estructura tubular detrás del testículo donde maduran los espermatozoides y que conecta el testículo con los vasos deferentes) que puede causar infertilidad.

 

Los síntomas en las mujeres pueden ser muy leves o poco específicos y se llegan a confundir con otro tipo de infección. Estos síntomas son: secreción vaginal, dolor, ardor al orinar y urgencia urinaria (como una cistitis), dolor de garganta, relaciones sexuales dolorosas, dolor intenso en la parte baja del abdomen y fiebre (si la infección se disemina a las trompas de Falopio y al área del estómago). Si la infección se expande al torrente sanguíneo, suele presentarse calentura, sarpullido y síntomas similares a la artritis. Si la gonorrea no se atiende, puede provocar la enfermedad inflamatoria pélvica, que causa problemas de infertilidad y trastornos durante el embarazo.

 

Además, la gonorrea puede ser transmitida de la madre al bebé durante la gestación.

 

Esta infección de transmisión sexual puede curarse con antibióticos indicados por el médico. El uso correcto de preservativos de látex reduce enormemente, aunque no elimina, el riesgo de contraer y contagiar la bacteria.

 

Farmacorresistencia de la bacteria

 

Para Catherine Ison, especialista en gonorrea de la Agencia de Protección de la Salud de Gran Bretaña, el agente bacteriológico que provoca la enfermedad puede convertirse en una “superbacteria” resistente a los fármacos si los médicos no descubren nuevas formas de combatirla. Se trata de “una bacteria muy inteligente. Si no lidiamos con este problema, existe una posibilidad real de que la gonorrea se convierta en una infección muy difícil de tratar”, ha dicho esta experta líder en salud sexual.


 

¿QUÉ OPINAS?
comentarios