Autismo

Autismo

Es un trastorno del desarrollo que aparece en los primeros 3 años de la vida y afecta el desarrollo cerebral normal de las habilidades sociales y de comunicación.
 

El autismo es un trastorno permanente y profundo. Afecta la comunicación, imaginación, planificación y reciprocidad emocional. Los síntomas, en general, son la incapacidad de interacción social, el aislamiento y las esterotipias (movimientos incontrolados de alguna extremidad, generalmente las manos).
 

El bebé autista puede pasar desapercibido hasta el cuarto mes de vida; a partir de ahí, la evolución lingüística queda estancada, no hay reciprocidad con el interlocutor, no aparecen las primeras conductas de comunicación intencionadas (miradas, echar los brazos, señalar, etcétera).


Su origen obedece a una anomalía en las conexiones neuronales que es atribuible, con frecuencia, a mutaciones genéticas.

 

Causas

  • Factores genéticos
  • Intoxicación con mercurio
  • Falta de vitaminas y minerales
  • Sensibilidad a vacunas
  • Encefalitis
  • Toxinas ambientales

 

Tipos de autismo

  • Síndrome de Asperger: similar al autismo, pero con desarrollo normal del lenguaje.
  • Síndrome de Rett: los síntomas son distintos al autismo simple y se diagnostica por problemas en la respiración; ocurre con más frecuencia en mujeres. 
  • Trastorno desintegrativo infantil: afección en la que un niño aprende destrezas y luego las pierde al cumplir 10 años.
  • Trastorno generalizado del desarrollo no especificado: PDD-NOS, por sus siglas en inglés, es conocido como autismo atípico.

 

Síntomas

  • Pérdida del leguaje.
  • Sensibles al oído, tacto, vista y olfato.
  • Experimentan angustia inusual.
  • Efectúan movimientos corporales repetitivos.
  • Muestran apegos inusuales a objetos.
  • Repite palabras.
  • Tiene dificultad para hacer amigos.
  • Es retraído.
  • Puede tratar a otros como si fueran objetos.
  • Prefiere pasar el tiempo solo y no con otros.
  • Muestra falta de empatía.
  • No se sobresalta ante los ruidos fuertes.
  • Evita el contacto físico.
  • Se lleva objetos a la boca.
  • Parece tener un aumento en la respuesta al dolor.
  • No imita las acciones de otras personas.
  • Prefiere el juego solitario.
  • Muestra poco juego imaginativo o actuado.
  • "Se expresa" con ataques de cólera intensos.
  • Muestra gran necesidad por la monotonía.
     

Qué sí

  • Buscar ayuda a partir de los 18 meses.
  • Realizar un examen de diagnóstico.
  • Realizar un análisis del comportamiento aplicado.
  • Tomar  los medicamentos.
  • Realizar terapia ocupacional.
  • Realizar  fisioterapia.
  • Tener terapia del lenguaje y del habla.

Qué no

  • Tenerle miedo a las vacunas.
  • No asistir a terapia.
  • No tomar los medicamentos.
  • No llevar una dieta adecuada.
  • Esperar que los niños logren un desarrollo típico.
  • Perder la paciencia.
  • Saber que no hay dos autistas iguales.

     

 


Fuente 

Biblioteca Nacional de Medicina de los EU.


Claudio Trivisonno. Introducción al Enfoque ABA en Autismo y Retraso de Desarrollo. Un Manual para padres y educadores. Lulu ediciones, 2007.