Anorexia

Anorexia

La anorexia es un trastorno de la conducta alimenticia (TCA) de origen emocional que se caracteriza por temor obsesivo a subir de peso, caquexia, amenorrea y distorsión de la imagen corporal que se traduce en rechazo al alimento. Es más frecuente en mujeres jóvenes.

La distorsión de la imagen corporal en la anorexia incluye una alteración de la percepción del propio peso y la forma del cuerpo.


Por lo general, consideran sus cuerpos demacrados y poco atractivos, incluso se pueden ver con obesidad; a pesar de sufrir desnutrición, por lo que llevan una dieta severamente restringida y rígida, para evitar ganar peso.


Las personas que tienen anorexia nerviosa muestran una falta anormal de ganas de comer, dentro de un cuadro depresivo; se presenta, por lo general en mujeres adolescentes y jóvenes; puede ser muy grave.

 

Una persona con anorexia nerviosa, normalmente no pesa más de 85 % del peso esperado para la edad, la altura y el sexo de dicha persona, y en algunos casos mucho menos.

 
Tipos de anorexia

  • Tipo restrictivo. Durante la anorexia nerviosa, la persona no ha comido compulsivamente con regularidad ni ha tenido comportamiento purgante (es decir, vómitos autoinducidos, excesivo ejercicio o mal uso de laxantes, diuréticos o enemas).
  • Tipo alimentación compulsiva o Tipo purgante. Durante la anorexia nerviosa, la persona ha comido compulsivamente con regularidad o ha tenido comportamiento purgante. (Anorexia Nerviosa de tipo "Bulímico" o "Bulimarexia").

 
Causas y factores de riesgo

  • Autoestima baja
  • Debilidad emocional
  • Habilidades deficientes para el manejo del estrés 
  • Menarca a edad temprana, insatisfacción por la apariencia corporal
  • Trastorno psiquiátrico en los padres
  • Problemas familiares y conflictos sexuales

 

Síntomas

  • Pérdida de más de 15% del peso ideal.
  • Negación de la enfermedad; conductas de ocultamiento.
  • Alteraciones en el período menstrual.
  • Intenso temor a la obesidad.
  • Depresión.
  • Pérdida de apetito.
  • Dolor abdominal y estreñimiento.
  • Calambres musculares.
  • Atrofia muscular y prominencias óseas: costillas y escápulas visibles.
  • Excesiva sensibilidad al frío.
  • Piel pálido-amarillenta, reseca.
  • Pérdida significativa del cabello, debido a anemia y trastornos hormonales.
  • Debilidad y mareos.
  • Palpitaciones e hipotensión.
  • Halitosis (mal aliento).
  • Constipación.
  • Meteorismo (gases intestinales).
  • Trastornos auditivos (sensación de un "eco") por pérdida del tejido graso en áreas específicas del oído.
  • Propensión a las infecciones como anginas de repetición, bronquitis, resfriados frecuentes

Qué sí

  • Ayudar a reconocer la enfermedad
  • Restaurar el peso corporal
  • Incentivar buenos hábitos alimenticios
  • Incrementar la actividad social
  • Disminuir la actividad física
  • Hospitalizar si hay peso muy bajo
  • Crear grupos de apoyo
  • Tomar medicamento estabilizadores de ánimo

Qué no

  • Restringir la comida poco a poco llegando incluso a comer extremadamente poco.
  • Preocuparse demasiado por el peso
  • Llevar una cuenta de calorías
  • Desatender trastornos de ansiedad
  • Fomentar  ideas culturales o sociales respecto de la salud y la belleza
  • Tratar de ser perfeccionista
  • Hacer demasiado ejercicio

 

Fuentes


PROYECTO de Norma Oficial Mexicana PROY-NOM-SSA2-043-2002, Servicios básicos de salud. Promoción y educación para la salud en materia alimentaria. Secretaria de salud.


 

Trastornos de la conducta alimentaria: anorexia nerviosa y bulimia nerviosa. Prevención y diagnóstico oportuno en el primer nivel de atención. SSA-113-08, ER- Evidencias y Recomendaciones, SSA-113-08, RR- Guía de Referencia Rápida.