Ortótica: uso de aparatos ortopédicos

Ortótica: uso de aparatos ortopédicos

La palabra todavía no existe en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española. Sin embargo, la labor que desempeña es fundamental en la vida de millones...
MuletaXca.jpg

Bloque que muestra la firma del editor.

Lau Martínez | Colaboradora

Estudió periodismo y comunicación en la UNAM. Desde hace 6 años vive en Madrid y colabora como corresponsal en Salud180.com. Siguel@ en:

La palabra todavía no existe en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española. Sin embargo, la labor que desempeña es fundamental en la vida de millones de personas en el mundo. Se trata de la ortótica, es decir, el uso de aparatos ortopédicos y tablillas (órtesis u órtosis) para asistir biomecánicamente en el soporte y estabilización de partes del cuerpo afectadas por músculos paralizados y/o debilitados por la polio.

 

Un manual sobre los efectos tardíos de la poliomielitis para personal médico y sobrevivientes, elaborado por el instituto Post-Polio Health International, y dado a conocer por la Organización Mexicana para el Conocimiento de los Efectos Tardíos de la Polio (OMCETPAC), señala que la ortótica se divide en tres categorías: extremidades inferiores, extremidades superiores y médula espinal.

 

Articulaciones y músculos en alerta

 

El incremento de dolores, tropezones y caídas, así como el dejar escapar objetos y perder fuerza muscular, representan una llamada de atención a los problemas en las articulaciones y los músculos de las extremidades.

 

Muchos sobrevivientes de polio que habían descartado usar sus aparatos ortopédicos a temprana edad debido a la terapia o a su fuerza de voluntad, necesitan soporte nuevamente. El uso de abrazaderas en las articulaciones y grupos musculares puede reducir el dolor, prevenir tropiezos y caídas, evitar el desarrollo de futuras deformidades en las articulaciones y conservar energía, haciendo que actividades, tales como caminar, sean más eficientes.

 

Buena comunicación

 

La comunicación entre el sobreviviente de polio, el médico y el ortesista, es imperativa para diseñar el mejor aparato ortopédico posible. Los aparatos ortopédicos contemporáneos con frecuencia se construyen de plásticos y metales livianos, con articulaciones fijas (con seguro) y/o libres (móviles), y no de cuero y acero como solían hacerse antes.

 

El médico especialista prescribe el tipo general de órtesis, incluyendo los componentes básicos, tales como las articulaciones fijas o móviles, y la fabricación en metal o plástico. También incluye el diagnóstico y las metas funcionales de la órtesis.

 

El ortesista fabrica un diseño basado en la prescripción, incluyendo información proveniente de un análisis de la forma de andar y datos sobre la manera de vivir del individuo que incluye su vivienda, tipo de trabajo y actividad física.

 

Tener que usar un aparato ortopédico no debe ser visto como una derrota, sino como una manera de mejorar la estabilidad, así como una movilidad más segura, más eficiente y menos dolorosa, lo que redundará en una mayor independencia.

Recibe las noticias más relevantes directo a tu correo electrónico del tema: poliomielitis

imxsify block

Lo que pasa en la red
¿Qué piensas?, Comparte tu opinión