Fármacos y vías de administración

Fármacos y vías de administración

Las vías de administración de los medicamentos son las rutas de entrada al organismo que influyen en la latencia, intensidad y duración del efecto farmacológico. De acuerdo con la...
Conocer las ventajas y desventajas de los medicamentos permiten aprovecharlos en determinadadas situaciónes

Bloque que muestra la firma del editor.

invent_pilar | Editora

Las vías de administración de los medicamentos son las rutas de entrada al organismo que influyen en la latencia, intensidad y duración del efecto farmacológico. De acuerdo con la doctora Yamilka L. Sánchez, académica del Departamento de Farmacología de la Facultad de Medicina-Universidad de Panamá, conocer las ventajas y desventajas de estas vías es muy importante para saber aprovechar los medicamentos en una determinada situación.

 

Según la que se elija, dependerá la rapidez de acción, eficacia y efectos adversos de los fármacos. Las vías de administración se clasifican como:

1) Enteral.- Cuando los medicamentos son introducidos al organismo por los orificios naturales del cuerpo y relacionado con intestino y tracto gastrointestinal: oral, sublingual o rectal

2) Parenteral.- Para ser infiltrados mediante una aguja hueca hipodérmica

3) Tópica.- Cuando los medicamentos son administrados en la piel o las mucosas para un efecto local

4) Transdérmica.- Cuando son aplicados mediante parches sobre la piel para un efecto sistémico

 

Medicamentos orales y sublinguales

 

De acuerdo con la especialista, el medicamento administrado vía oral tiene numerosas ventajas: es cómodo, sencillo, económico, seguro y permite ser auto administrado. Sin embargo, tienen  sus desventajas: algunos provocan irritación y afectan el pH estomacal; su absorción es irregular, algunos fármacos requieren de la ingesta previa de alimentos, otros destruyen enzimas y bacterias naturales del organismo y, en algunos casos, el paciente olvida tomarlos.

 

Las medicinas que se colocan debajo de la lengua tienen la ventaja de ser absorbidas rápidamente y casi no afectan al hígado; sin embargo, tienen el inconveniente de que el área de absorción es pequeña y no todos los medicamentos se pueden administrar por esta vía.

 

Medicamentos rectales e inyectables

 

Los fármacos aplicados por vía rectal, aunque pueden provocar irritación e incomodidad, tienen la ventaja de que son útiles en pacientes que no pueden deglutir, que presentan vómitos intensos y son adecuados en el caso de enfermos inconscientes.

 

Por su parte, la ventaja de las inyecciones es que tienen un efecto rápido y son útiles en el tratamiento de urgencias y en pacientes inconscientes. ¿Sus desventajas? La asepsia, son dolorosas y caras, no permiten la auto administración y, en todo caso, se requiere de personal capacitado o entrenado para aplicarlas.

 

En el caso de sustancias oleosas o irritantes, es importante saber qué tipo de inyección conviene más, ya sea intravenosa o intramuscular, y aunque el efecto de ambas es prolongado y sostenido, también se corre el riesgo de reacciones adversas en ciertos pacientes y algunas pueden interferir con los anticoagulantes.

 

Fármacos por inhalación y de administración tópica

 

Finalmente, la doctora Sánchez acota que la administración de fármacos por inhalación es bienvenida porque la superficie de absorción es amplia y permite una gran irrigación sanguínea, sus efectos son locales y sistémicos y evita el llamado efecto de primer paso hepático. Lo malo es que pueden provocar irritación, hay un difícil manejo de ciertas formas farmacéuticas y no se puede regular la cantidad de medicamento que recibe la persona.

 

En el caso de la vía de administración tópica disminuye las reacciones sistémicas y sus efectos están bien localizados, aunque puede producir irritación y, en algunas ocasiones, no se puede regular la dosis.

 

imxsify block

Lo que pasa en la red
¿Qué piensas?, Comparte tu opinión